Martes, 21 de Octubre de 2014
              

actualizado 7 de enero 2014    
Uso de materiales biodegradables, opción para combatir contaminación
El desarrollo de materiales biodegradables se convierte en una opción viable
Cinvestav
Translate


Fernando Martínez Bustos, investigador del Cinvestav en México, encabeza un proyecto donde fibras naturales se utilizan en la fabricación de polímeros biodegradables.

Foto
Querétaro, Qro., La contaminación por plásticos se ha convertido en uno de los mayores problemas de este tipo en la actualidad, dado que estos productos pueden tardar hasta 500 años en desintegrarse, liberando en ese proceso químicos que afectan el medio ambiente.

El desarrollo de materiales biodegradables se convierte en una opción viable, ya que al final de su vida útil se eliminan como residuos orgánicos que al descomponerse en un corto periodo de tiempo, pueden servir como abono para las plantas.

Fernando Martínez Bustos, científico del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), Unidad Querétaro, ubicado en el centro geográfico de la República Mexicana, encabeza un proyecto desde hace 14 años en el campo de polímeros orgánicos o naturales que hasta el momento presenta avances significativos.

Se trata del desarrollo y análisis de materiales termorígidos (platos, vasos, cucharas), materiales flexibles (bolsas desechables, cajas de huevo) y contenedores biodegradables, a partir de polímeros orgánicos (almidón, proteína y fibra) nativos o modificados usando procesos usados en la fabricación de plásticos mediante extrusión, moldeo-inyección y soplado.

El moldeo por inyección consiste en inyectar un polímero en estado fundido (o ahulado) en un molde cerrado a presión y frío. El material se solidifica en el molde y la pieza se obtiene al abrirlo. Se trata de un proceso ambientalmente más favorable, ya que no contamina el ambiente de forma directa, no emite gases, ni desechos acuosos.

La extrusión es un proceso en donde el material se empuja o extrae a través de un troquel de una sección transversal deseada. Las ventajas principales de este proceso por encima de procesos manufacturados son la habilidad para crear secciones transversales muy complejas y el trabajo con materiales que son quebradizos.
De acuerdo con Martínez Bustos, ingeniero químico y doctor en biotecnología, se pueden aprovechar co-productos orgánicos de diferentes fuentes de almidón como es el caso de maíz, trigo, sorgo y papa.

También de fibras naturales como bagazo de caña de azúcar, henequén, residuos de los agaves de tequila, mezcal y pulque, que se encuentran en los residuos agrícolas que pueden ser utilizados en la fabricación de polímeros biodegradables.

Es así como mediante procesos usados en la industria de plásticos se elaboran diversos materiales biodegradables en condiciones de fabricación fácilmente reproducibles.

El investigador explicó que tan sólo México produce 32 millones de toneladas de residuos urbanos al año, de los cuales, el 4 por ciento (1.28 millones de toneladas) son de plásticos y sólo alrededor del 9.43 por ciento de estos residuos se recicla.

Perteneciente al Sistema Nacional de Investigadores Nivel III, Martínez Bustos reconoció que los fondos para la investigación en este campo son muy limitados, ante la falta de conciencia de la importancia del desarrollo de estos materiales biodegradables.

Si bien existe una tendencia internacional en el manejo de materiales poliméricos que son amigables con el medio ambiente, consideró que una gran ayuda para hacer el proyecto comercialmente viable sería que el gobierno aprobara leyes para hacer obligatorio el uso de materiales biodegradables, junto con los incentivos adecuados en materia económica, social y legal.

Agregó que hasta el momento, algunas empresas están interesadas en este tipo de polímeros ante el alto costo de los materiales, cuya biodegradabilidad a menudo no está garantizada por los importadores.






El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También promovemos reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó y nuestro equipo hará todo lo necesario para corregirlo.

 
PUBLICIDAD
Titulares más compartidos
 
Conéctate con nosotros en las redes sociales
 
 
INICIO | REVISTA | Nacional | Política | Internacional | Economía | Jurídicos

Ciencía & Tecno | Varios | Opinión | VIDEO | Encuestas | GALERÍA | Archivo

©2014 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.

Sobre nosotros | Contáctenos | Reconocimientos | Únete | Servicios | Publicidad