Suscríbase | Juegos |
La Jornada
 
inicio archivo envie su opinion aviso del medio    

actualizado 4 de mayo 2011

Los Bemoles del Dilema de Triffin
Manejar una moneda nacional como divisa de reserva mundial, lleva a una tensión entre la política monetaria nacional y la mundial
Por Gustavo Adolfo Vargas*

Robert Triffin, destacado economista belga, invirtió gran parte de su vida trabajando en Estados Unidos de América. Reconocido principalmente por su aporte en diversas instituciones internacionales en temas de política monetaria, también participó en su reforma en muchos países de Latinoamérica.

Descuellan entre sus principales obras: “El oro y la crisis del dólar: el futuro de la convertibilidad” (1960), donde vaticinó el desplome del sistema monetario fijado en Bretton Woods que acaecería 10 años después; y “Evolución del sistema monetario internacional” (1964).

En 1968, Triffin observó una imperfección del modelo monetario internacional de Bretton-Woods, conocido con el nombre de Dilema de Triffin. Una economía (en su caso la estadounidense) no puede crear liquidez internacional sino mediante el endeudamiento con otros países: creando y sosteniendo un déficit en la balanza de pagos, comprando bienes, servicios e inversiones en el exterior, con gasto militar para afianzar las posesiones en el extranjero y mantener su influjo sobre los territorios ocupados.

Tal dilema fue identificado por Robert Triffin, en la década de 1960, señalando que el país emisor de la unidad monetaria de reserva mundial debe estar dispuesto a correr gran déficit comercial a fin de abastecerlo con suficiente cantidad de su moneda para satisfacer la demanda global de las reservas de divisas.

Manejar una moneda nacional como divisa de reserva mundial, lleva a una tensión entre la política monetaria nacional y la mundial, cual se refleja en los desequilibrios fundamentales en la balanza de pagos, en concreto el de la cuenta corriente: algunos objetivos requieren un flujo total de dólares de los Estados Unidos de América (EUA). Pero, las entradas y salidas de divisas de magnitudes iguales no pueden suceder tanto con simultaneidad.

El Dilema de Triffin, se emplea generalmente para articular los problemas del dólar como moneda de reserva en el marco del Sistema de Bretton-Woods, para la utilización nacional como reserva internacional. El dólar de EU ha jugado tal rol, sin estar vinculado al oro desde 1971. Si bien es cierto, en la superficie el experimento ha sido un éxito y su legado es una gran acumulación de deuda, la necesidad de liquidez global crea un incentivo para que EU viva más allá de sus medios y su ejecución hasta niveles de deuda, las que de manera perversa, se sientan en las bóvedas de los bancos centrales extranjeros haciéndose pasar por activos, a partir de cuya base los sistemas bancarios nacionales generan su propia expansión del crédito.

La economía internacional necesita dólares para fines de liquidez y satisfacer la demanda de activos de reserva. No obstante, facilitó a los EU ejecutar déficit corriente constante de grandes cuentas. Triffin arguyó que el persistente déficit, eventualmente pondría presión sobre el dólar y conduciría a la desaparición del sistema de intercambio internacional de Bretton-Woods.

Por ende, el dilema de Triffin, sostuvo que la demanda de una moneda internacional significaba que el exceso de oferta supone un perjuicio para su valor y los conflictos subyacentes que señala, siempre se mantuvieron. La facilidad con que EUA podría pedir prestado y crear la deuda, fue tolerada durante décadas, más en 2007-08 alcanzó un punto en que ya no podía serlo.

Resultaba imposible que la estructura del mercado enfrentara más deuda y los inversores decidieron ser prudentes. Por ello, el fin de la expansión de largas décadas de crédito impulsado por EUA, tornó bruscamente en una contracción de los mercados de activos y se derrumbó.

Hay una esencial incompatibilidad entre el logro de la estabilidad económica mundial, el tener una moneda nacional única y el ejercer el papel de moneda de reserva mundial. Esto no es ninguna revelación, pero los acontecimientos de los últimos meses han reinstalado este tema en el centro de atención.

La obstinación por la balanza comercial y los excedentes monetarios de China están justificados en parte, pues los superávits masivos de unos son el resultado de los déficits de otros. Con frecuencia, países como China o Alemania se quejan de que sus valores colisionan con los de otros países como EUA, que consideran la deuda como virtud y el ahorro como vicio, el reflejo de su mentalidad consumista, materializado en sus modelos económicos, a su vez derivados de sus preferencias culturales.

Que esta colisión de intereses nacionales evolucione a un sistema monetario internacional más estable, depende de la habilidad de los dos protagonistas extremos (EUA y China) de superar sus propias contradicciones. A EUA, le irrita que China compre dólares que ayudan a financiar su propio déficit, pese a recelar que el dólar deje de ser la divisa de reserva mundial.

Por su parte, a China no le importaría jugar un papel importante en el sistema monetario internacional. En concreto, le resultaría atractivo que el yuan se ligase a una cesta de monedas como los Derechos Especiales de Giro del FMI (DEG), pero ello implicaría plena convertibilidad, algo que quiere evitar.

Con todo, promover los DEG es la única forma de que el mundo supere el Dilema Triffin, según el cual los países cuya moneda sea reserva universal tienen que asumir un gran déficit, contribuyendo a generar desequilibrios e inestabilidad, estos son los bemoles del sui géneris modelo monetario internacional observado, por Robert Triffin.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
AVISO: La Jornada no puede publicar todas las colaboraciones que se reciben. Las que contengan expresiones ofensivas, reproches de delito, datos errados, o que sean anónimas, no serán puestas en línea. Los aportes atribuidos u opiniones puestas en línea, no representan el perfil ni el pensar del diario, ni de sus anunciantes.
 
publicidad
Inicio | Opinión | Directorio | Agenda | Revista | Video | Galeria | Juegos | SMS`s | Encuestas | Archivo
Widgets | Grupos de Sicoterapia de la Línea del Dr. Ayala | Suscríbase | Mapa del Sitio
Sobre nosotros | Contáctenos | Reconocimientos | Staff | Servicios | Publicidad
(function (d, w) {var x = d.getElementsByTagName('SCRIPT')[0];var f = function () {var s = d.createElement('SCRIPT');s.type = 'text/javascript';s.async = true;s.src = "//np.lexity.com/embed/YW/463dccb90bd19b75a7461a308f5c6253?id=701d10839a3c";x.parentNode.insertBefore(s, x);};w.attachEvent ? w.attachEvent('onload',f) :w.addEventListener('load',f,false);}(document, window));