GSAouhhvNo somos sexos opuestos. La naturaleza ha establecido que el hombre viene para servir a la mujer y la mujer para servir al hombre, dice fundador de Grupos de Sicoterapia del doctor Ayala, GSA

Las contradicciones y desarmonía entre hombres y mujeres sigue dispersando a las parejas heterosexuales constituida por hombres y mujeres en la relación de hecho o legal. Sobre este tema de la relación natural entre un hombre y una mujer, el doctor Leonel Ayala García, fundador de los Grupos de Sicoterapia de la línea del doctor Ayala, GSA, ofreció varias consideraciones filosóficas y prácticas para explicar el fenómeno que afecta a los seres humanos que ayer se unieron y ahora se separan.

El doctor Leonel Ayala García es fundador de los Grupos de Sicoterapia de la línea del doctor Ayala, GSA, creados desde el 31 de diciembre de 1967, para superar problemas de personalidad afectada por el consumo de alcohol, drogas, violencia intrafamiliar y otras adicciones que afectan a los seres humanos en su armonía, entre los cuales están los celos enfermizos y otras consideraciones psicológicas desacertadas, pero que son superadas con la psicoterapia de GSA.

Problemas están en uno mismo

El doctor Ayala dijo al Diario LA JORNADA de Nicaragua, Centroamérica, en el sitio de internet www.lajornadanet.com que entre los seres humanos es muy frecuente encontrar la búsqueda y las causas de sus problemas psicológicos en el exterior de uno mismo, razón por la cual dijo que desde que se fundaron hace 48 años en Santa Ana, El Salvador, Centroamérica y extendidos en varios lugares del planeta y en Nicaragua, los Grupos de Sicoterapia del doctor Ayala ,GSA, siempre hemos planteado que “no hay que buscar la causa afuera sino adentro”. Agregó que “mientras estemos buscando la causa afuera estamos perdidos porque significa que es el otro el que tiene que cambiar. Lo cual es imposible ya que implica que debemos de esperar los cambios de los 7 mil millones de seres humanos que está constituido este mundo para que seamos felices, lo cual consideró imposible”, dijo.

Cambios dependen de uno mismo y no de lo que hagan otros

Manifestó el doctor Leonel Ayala García, que “todo cambio personal y relación entre los seres humanos, tiene que depender de los cambios que haga uno y nunca de los cambios del otro ser”. Expresó que “así se da la racionalización de los problemas de cada ser que termina con la racionalización buscando la causa afuera, y, por eso, nos condenamos a nosotros mismos”, acotó.

Principio antrópico

El doctor Ayala recordó el principio antrópico que lo dice con claridad pero que la persona lo aprende intelectualmente y no lo lleva a la práctica. Manifestó el fundador de GSA que cuando se dice la palabra amar significa amarme aplicada a cada ser en lo individual.

La etimología del principio antrópico viene de anthropos, hombre en griego. Es un principio que se suele enunciar como sigue: El mundo es necesariamente como es porque hay seres que se preguntan por qué es así.

En cosmología el principio antrópico establece que cualquier teoría válida sobre el universo tiene que ser consistente con la existencia del ser humano. En otras palabras: “Si en el Universo se deben verificar ciertas condiciones para nuestra existencia, dichas condiciones se verifican ya que nosotros existimos”.

Odio afecta a uno mismo y genera enfermedades

El doctor Leonel Ayala García, fundador de los Grupos de Sicoterapia de la Línea del doctor Ayala, GSA, se refirió al tema del odio del que dijo es un comportamiento que tienen los seres humanos y hay que observarlo porque generalmente es una manifestación “que queda siempre en uno porque cuando yo odio estoy odiando con mi ser. Odiar no va a causarle daño a nadie, pero cuando hacemos esa práctica de odiar que sale de nosotros mismos, lo que hacemos es que se vaya a desarrollar anosmia, diverticulosis, y, hasta es probable, que se le vaya a desarrollar un cáncer. Por eso insistió el doctor Ayala que cuando se realiza la práctica de odiar cada ser humano se está haciendo daño así mismo.

Grabaciones en primeros años de vida

En otro orden se refirió a las grabaciones en el cerebro del ser humano que se dan en los primeros diez años de vida las cuales son tremendamente posesivas. Las parejas hombre y mujer para superar sus problemas y contradicciones “tienen que aprender a vivir, tienen que comprenderlo”. Un ejemplo cuando en un pleito entre un hombre y mujer, una de las partes le dice que es ociosa y la otra se molesta, lo cual indica que no es más que susceptibilidad, pero que lo importante es que en GSA queremos que los seres humanos tengan una buena relación de pareja, dijo.

Matrimonio no es natural, la unión entre hombre y mujer sí

Sobre el contrato legal del matrimonio dijo que no es natural ya que todo es un rito, inventado por el hombre . Lo que es natural es la unión entre un hombre y una mujer. Expresó el doctor Ayala que a una pareja heterosexual las unirá la comprensión del uno con el otro, comprendiendo la naturaleza de uno y del otro. Señaló que Dios, energía absoluta y relativa, lo ha dejado más que bien”. Expresó que “ la mujer es complementaria al hombre pero la hemos enfermado nosotros mismos los hombres . El hombre es complementario con la mujer pero se usa un término del “sexo opuesto” pero no somos sexo opuesto sino complementario. Pero desde que se dice así se está creando una codificación que se graba en el cerebro y se actúa en virtud de eso. Somos sexo complementario no sexo opuesto donde el hombre viene para servir a la mujer y la mujer para servir al hombre. Es natural eso y no es el matrimonio el que lo mantiene unido sino el estado de comprensión de uno con otro. Por eso en la superficialidad del intelecto caigo en la reflexión supero mis debilidades cuando uno las supera de plano se siente más que bien.

No permitir la esclavitud en el hogar

Expresó que entre las parejas al acercarse se acorta el egoísmo social que es cuando la persona le exige al otro y al principio es condescendiente. Pero el umbral de excitación del hombre es tan corto y de repente reacciona. Es natural eso y debemos de considerar las condiciones naturales para que podamos convivir unos con otros. Es un absurdo creer que el matrimonio es natural y al mismo tiempo hacemos lo antinatural cuando no comprendemos al otro, cuando queremos que sea nuestro esclavo. Como vamos a hacer, si el ser humano no nació para ser esclavo, y, han habido guerras y revoluciones continuas con tal de evitar la esclavitud y nosotros queremos que la pareja sea esclavo, y, al mismo tiempo decimos que Abraham Lincoln era un gran hombre porque quitó la esclavitud en el sur, y, al mismo tiempo queremos que siga habiendo esclavitud en nuestro hogar, así no se puede porque va a haber conflicto”, explicó el doctor Ayala.

Armonía en el hogar sin tener la razón pero vivir feliz

Agregó que “GSA nos llama a la razón y nos dice lleve armonía en su hogar. Lo que importa no es tener la razón lo que importa es vivir feliz. De nada sirve tener la razón si vivimos infeliz. De nada sirve tener la razón y vivir en guerra nada sacamos de eso. Se preguntó : De verás el ser humano ha sacado sus ventanas para poder vivir feliz? No. Cree que vivir feliz es que le satisfagan el capricho. Miren el niño chiquito. Somos muy inmaduros y tenemos que comprenderlo sino no vamos a superarlo. Recordemos no hay ser humano sea hombre o sea mujer que descubra su grandeza sino descubre su pequeñez. Esta parado en la pequeñez la grandeza , porque precisamente, la grandeza es darnos cuenta de nuestra pequeñez. Aquel que no se da cuenta de su pequeñez jamás es grande porque está en actitud ególatra tiene que ser compartida de unos con los otros comprendiéndonos los unos a los otros. Es un absurdo que un hombre y una mujer se amen tanto y sean capaces de dar la vida uno por el otro y al mismo tiempo están peleando por nada, sólo porque él es hombre ,solo porque ella es mujer. La tragedia no es tanto eso sino que la tragedia es que el hijo está absorviendo eso. Y ese muchacho toda la vida va a estar con sensación de insignificancia tratando de compensar. Lo estamos condenando a que viva toda la vida en medio del desconcierto, en medio de la divergencia , en medio de la convergencia . Por eso es totalmente urgente que el ser humano tenemos que vivir en paz con razón o sin razón interpersonal. GSA nos lo pone también cuando dice : con razón o sin razón mala relación interpersonal es fracaso, con razón o sin razón buena relación personal es éxito. Lo que a mí me interesa que ustedes se entiendan porque el ser humano sufre sin tener porque sufrir sólo sufre por su condición humana que no comprende al otro. Aunque ella misma diga hombre o mujer que las colaterales del amor son comprensión, tolerancia, humildad y gratitud. Lo dicen con una habilidad tremenda solo lo saben de memoria. Es comprendiendo a la persona que nos va a ser fácil tolerarlo, es agradeciendo su presencia en el mundo que nos va a ser fácil tolerarlo como debía de ser o como es. Es como es.

Agregó el doctor Ayala que
“en GSA la correspondencia que recibimos por seguir las cosas de GSA es que podemos vivir en un mundo crítico, injusto, desagradecido sin pensar que es injusticia con nosotros. Eso es lo que se obtiene de seguir los cánones de GSA que somos libres, independientes en un mundo que está enfermo. Si estamos esperando que el mundo se sane a nuestro criterio estamos perdidos. El éxito está en nosotros no en otra cosa, no en las circunstancias. Las circunstancias son las que determinan una influencia lo que define es nuestra manera de pensar, señaló el doctor Leonel Ayala García fundador de GSA.

Publicación original