Gobierno se pronuncia tras hecho violento que opaca imagen de seguridad de Nicaragua

Tras la balacera de ayer jueves que deja 3 muertos, 1 herido, 2 detenidos y 1 sospechoso huyendo, fue destacado por la presidencia de Nicaragua, a través de la Vice Presidenta Rosario Murillo. Este hecho no es común en Managua, conocida a nivel mundial por ser bastante segura.

Los policías muertos son Julio Narváez y Howard Urbina, mientras hay otro de los agentes, Oliver Chow, que se encuentra en una condición bastante delicada en el hospital de la Policía Nacional.

“Los Compañeros fallecidos en cumplimiento de su deber son honrados, ascendidos póstumamente en grado policial y condecorados con medalla al valor Pedro Arauz Palacios. (Hubo) un acto solemne en el Complejo Faustino Ruiz”, dijo Murillo.

El “presidente (Daniel Ortega) saluda a las familias, a las madres, las viudas, los hijos de estos compañeros en el compromiso de seguir luchando para fortalecer la seguridad en nuestro país, de seguir luchando para preservar lo que tenemos y reconocer el heroísmo cotidiano de nuestra Policía Nacional que se enfrenta a la delincuencia defendiendo la tranquilidad de las familias en todo el país. ¡Qué descanse en paz el sub inspector Julio César Narváez Valle, el sub oficial mayor Howard Antonio Urbina Flores! Nuestro abrazo, nuestra solidaridad, nuestro cariño”, dijo.

Homenaje póstumo a los policías caídos

La tarde de ayer jueves la Policía Nacional rindió un homenaje póstumo a Julio Cesar Narváez y Howard Antonio Urbina, los oficiales que murieron en horas de la mañana de ayer jueves en el barrio San Luis, de Managua, durante un intercambio de disparos con delincuentes.

El homenaje fue en el Complejo Policial Faustino Ruiz, y fue dirigido por la Directora de esta institución, Primera Comisionada Aminta Granera, y por el Sub Director de la Policía Nacional, Comisionado General Francisco Díaz.

Durante el ingreso de los féretros al complejo policial, Granera dio un abraso y expresó el dolor que siente la institución a las familias de los dos fallecidos.

Ascienden honores

Momentos de la ceremonia el subinspector Julio César Narváez fue ascendido póstumamente al grado de inspector, y al suboficial mayor Howard Antonio Urbina al grado de subinspector. Ambos agentes tenían más de 10 años de servicio al pueblo. Les fue entregada la Medalla al Valor “Sub Comisionado Juan Ramón Torres Espinoza”.

Palabras de Granera

“Hoy tenemos más motivos que ayer y más razones para darle más empuje a nuestra misión, mantener la tranquilidad, la paz, la felicidad de nuestra gente. Por eso vamos a continuar trabajando, vamos a continuar luchando con mayor determinación e intensidad en contra de las bandas delincuenciales y grupos criminales que pretenden alterar la tranquilidad conquistada y construida por todos y todas las nicaragüenses, conocerán una respuesta oportuna, contundente y rigurosa de cada hombre y mujer policía que cada día, cada hora, cada minuto, vela por la seguridad en todo nuestro territorio nacional”, manifestó Granera.

“Howard y Julio son ya para nosotros emblemas de sacrificio, fuentes inagotables de orgullo institucional, ellos bañados de honor y gloria vivirán siempre en cada operativo, en cada patrullaje, en cada servicio que nuestro pueblo nos demande. Julio César y Howard aquí está tu jefatura, aquí estamos todos tus compañeros y tus compañeras, ustedes ya marchan hacia la gloria, nosotros y nosotras seguiremos cumpliendo”, dijo la jefa policial.

COMENTARIOS
comments powered by Disqus