Caracas en disputa y hay 3 muertos: Chavismo y oposición miden fuerzas

Ayer miércoles tanto el chavismo como la oposición han llamado a sus militantes a manifestarse en un día decisivo para ambos bandos en el complejo contexto político venezolano. Una de las víctimas dicen que era un agente policial.

“Todo el mundo anda como asustado”, dice un motorizado del este de Caracas que lleva a un pasajero, de parrillero, en su corcel de dos ruedas hacia el oeste de la capital.

El recorrido de extremo a extremo deja ver las calles vacías del pudiente este capitalino, las puertas cerradas del mercado de Chacao -municipio bastión de la oposición- y la soledad de los centros comerciales cerrados a tempranas horas de la mañana. Es feriado: 19 de abril, en Venezuela se conmemoran los 207 años del movimiento popular que dio inicio a la Independencia de Venezuela, consolidada el 5 de julio de 1811.

A las 9:00 de la mañana, por las aceras de la urbanización Altamira, de clase media y alta, se podían observar algunas personas con gorras tricolor y banderas que pretendían concentrarse en la zona, caracterizada por su ferviente apoyo a la oposición venezolana. La derecha realizó ayer miércoles “la mamá de las marchas” en la capital en protesta contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

Pero mientras sigue el recorrido en moto hacia el oeste, un área de extracción popular históricamente dominada por las fuerzas del chavismo, el panorama empieza a cambiar de color. Cientos de manifestantes vestidos de rojo, cargados de banderas y consignas como “alerta, alerta, alerta de camina la espada de Bolívar por América Latina”, caminan hacia los alrededores de Petróleos de Venezuela y las principales avenidas del centro de Caracas.

 

Maduro quiere participar en las elecciones presidenciales

El presidente venezolano Nicolás Maduro ha anunciado durante su intervención ante los manifestantes su deseo de participar en las elecciones presidenciales y ha expresado su confianza en ganarlas.

“Quiero ir a elecciones pronto y verle la cara a [los opositores] Julio Borges y a Ramos Allup para que busquemos un camino pacífico” y para poner en su puesto “a los conspiradores y a la derecha intervencionista”, ha afirmado Maduro en declaraciones recogidas por la cadena estatal VTV.

En la frontera donde se escinden los dos bandos, se observa la fuerte presencia de efectivos militares y policiales que pretenden evitar la confrontación de las dos movilizaciones. Equipos antimotines, “ballenas” y dispositivos para el control del orden público taponan las principales arterias viales de la ciudad. Hay alcabalas, puntos de control y funcionarios que esquivan las horas sentados a la espera de los manifestantes.

 

Desde la noche del martes, la tensión es evidente. En los puntos de entrada y salida de la capital fueron custodiados, luego de que el presidente Nicolás Maduro activara el Plan Zamora, un dispositivo de seguridad implementado por el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada luego de que los servicios de inteligencia desmantelaran el plan violento de ciertos sectores de la oposición.

De acuerdo a la denuncia del mandatario, factores de la derecha tenían previsto generar acciones violentas en su propia marcha para culpar al gobierno y propiciar la intervención en el país, por parte del gobierno norteamericano: “EE.UU. de Norteamérica y el Departamento de Estado han dado la luz verde y el visto bueno para un proceso golpista para la intervención de Venezuela (…) así lo digo y así lo enfrentaremos”, alertó citado por AVN.

El jefe de Estado, quien reiteró el llamado a diálogo a la oposición venezolana y la vocación de paz de su gobierno, expresó: “Pueblo, ha llegado la hora de decidir el futuro del país, estamos en horas cruciales del destino de nuestra patria y yo voy a estar al frente de esta batalla, aquí me encontrarán al frente, siempre”.

Heridos y 3 muertos

En las últimas horas se han reportado algunos hechos violentos. El vicepresidente de la República, Tareck El Aissami, confirmó en declaraciones al canal del Estado que hubo dos fallecidos, uno en Caracas y otro en el estado Táchira (fronterizo con Colombia), e indicó que el Ministerio Público ya ha iniciado las investigaciones para esclarecer los hechos.

Una de las víctimas fatales es un joven de 17 años, llamado Carlos Moreno, quien recibió un impacto de bala en la cabeza, mientras se encontraba en la urbanización San Bernardino, en Caracas. Testimonios de sus familiares aseguran que el adolescente no estaba en ninguna manifestación y que había salido a hacer deporte. También afirman que hubo un agente policial muerto.

Paola Andreína Rodríguez Gómez, de 22 años, es la segunda víctima mortal, producto de un disparo de arma de fuego: “se encuentran las comisiones del CICPC (policía científica) haciendo el levantamiento, la planimetría, recabando elementos de interés criminalístico, y vamos a dar con los responsables directos y los responsables indirectos”.

Entre los heridos de gravedad se encuentra una señora, quien fue impactada por un objeto contundente mientras transitaba en las inmediaciones de la concentración chavista. Al parecer, la víctima ni siquiera participaba de la manifestación y actualmente se encuentra en un centro de salud tras ser intervenida quirúrgicamente: “su estado es reservado”, apuntó El Aissami.

En la Avenida Lecuna, en el centro de Caracas, RT pudo constatar cómo algunos manifestantes opositores lanzaban cosas desde los edificios en contra de los militantes chavistas que se unirían a la marcha revolucionaria que confluye en la avenida Bolívar, la más emblemática de la ciudad.

“Queremos que cese la violencia, solamente la justicia puede conducir a la paz, a la victoria”, recalcó el vicepresidente venezolano, quien señaló a varios dirigentes de la oposición de propiciar la confrontación y generar los disturbios en Caracas.