“Chocolatito” tuvo un éxito pero nunca una derrota al comparar su caída con Alexis

Los campeones también sufren reveses y el nicaragüense afirma que no se la cree después de haber hecho tantas cosas en su vida, dice a un canal televisivo nacional

La derrota del nicaragüense Román González ,”El Chocolatito”, noqueado por el holandés Srisaket Sor Rungvisai, que mantiene la corona de las 115 libras del Consejo Mundial de Boxeo, CMB, significó para los optimistas un éxito nunca una derrota.

Un 9 de septiembre de 1983 y un 19 de septiembre del 2017

La trayectoria de Román al ser noqueado el 9 de septiembre del 2017 por Rungvisai, fue para la historia del boxeo, una repetición histórica, cuando un 9 de septiembre del año 1983, su también paradigma, el finado tri- campeón, Alexis Argüello en tres categorías y peso diferentes, sufrió una derrota ante Aaron Pryor de la categoría liviana del Consejo Mundial de Boxeo, CMB. Sucedido el mismo día y el mismo mes coincidentemente pero a una distancia de 34 años.

Recordó a su paradigma Alexis

Cuando Román cayó abatido en el cuarto round dijo comentando al periodista Levi Luna del canal 8 lo siguiente recordando a Alexis: “Cuando me levanté me acordé de esa pelea, la segunda pelea. Así es esto, es un legado que hemos dejado y lo vamos a dejar para toda la vida, un legado que han dejado grandes campeones como Alexis Argüello. El paso que he seguido de él para mí es una motivación. Él cayó y yo caí”, dijo entre risas “El Chocolatito” suponiendo que Alexis hubiera dicho y “habría estado asustado diciendo: ‘chocho, ese muchacho me está matando al chavalo’”, aseveró sonriendo.

Posibilidades de dejar el boxeo

El Chocolatito al periodista Levi Luna le confesó la posibilidad de dejar el boxeo en estos términos textuales:

“Estoy con ganas de salir adelante, ahorita quiero descansar. No sé qué haré al final en el mundo del boxeo, si vuelvo o me retiro, no sé todavía, pero pienso que todas las posibilidades apuntan a que debo retirarme de una vez, creo que ya hice lo que tenía que hacer, ya le di cuatro coronas a Nicaragua y no disfruto tanto a mi familia, a mis hijos y es algo que debo tomar en cuenta. He hecho tantas cosas en mi vida que no me las creo, gracias a Dios no me hace falta nada y vamos a ver qué pasa”.

Leer también: ¡Brutal Deja Vu!: Román González

“El final de mi carrera lo decide Dios, pero me siento listo para el retiro del boxeo. Yo me le ofrecí a Honda (Akihiko, promotor internacional) para entrenar a otros boxeadores en Japón, no me da pena decir esto, sino que me encanta el boxeo y deseo ayudar a otros jóvenes. Uno debe de estar consciente en esta vida de qué debés hacer en los momentos oportunos. Ahora voy a descansar, estar con la familia, con mis hijos, mi esposa y eso es lo más importante. He tenido peleas muy duras, entrenamientos de tres o cuatro meses, uno no disfruta a la familia, estando fuera de tu país. Ahora necesito un descanso”.

Disculpas a los nicaragüenses por haber perdido

Pidió disculpas a los nicaragüenses por haber perdido: “Me da mucha tristeza de quedarle mal a mi país, a Nicaragua. Quiero pedirles una disculpa y lo único que puedo decir es que yo no quise fallar, pero así es el boxeo, lo importante es que con humildad acepto la derrota, son cosas que pasan y siempre he dicho que he ido bien a mis peleas, pero pasó lo que tenía que pasar”.

“El boxeador que no sabe cómo viene su rival está mal, porque yo sabía que él (Rungvisai) venía en sus mejores condiciones, yo también llegué bien, en todas mis peleas he venido en las mejores condiciones, fue una mano que me golpeó mucho, fue una mano que me sorprendió demasiado en el contragolpeo y así es el boxeo”, aseveró. “Agradezco a cada una de las personas que estuvieron conmigo, asustados. Hay que rendirle aplausos a Rungvisai que hizo un buen trabajo, y agradecer a la gente que me apoyó, a los que hablan mal de mí les mando muchas bendiciones, a los que no entienden de boxeo, también les mando bendiciones, a todos”.

Fueron las textuales palabras del nicaragüense Román “El Chocolatito” González al ser derrotado por el tailandés Rungvisai. Los dos de las 115 libras CMB.

COMENTARIOS
comments powered by Disqus