España rechaza diálogo sobre proyectada independencia de Cataluña

Madrid – El jefe del gobierno español, Mariano Rajoy, rechazó hoy la oferta de diálogo lanzada por el presidente de Cataluña, Carles Puigdemont, para abordar una eventual secesión de esa comunidad autónoma del noreste del país europeo.

En una carta enviada al líder nacionalista, Rajoy lamentó su respuesta elusiva al ultimátum del ejecutivo central, que le pidió concretar si declaró o no la independencia de esa región en su discurso del 10 de octubre ante el parlamento catalán.

Horas antes, en otra misiva, Puigdemont propuso al gobernante español un período de dos meses para hablar sobre el conflicto en ese territorio de 7,5 millones de habitantes, que intenta separarse de España tras el triunfo de esa opción en un referendo unilateral.

El mandatario autonómico eludió, sin embargo, responder al requerimiento del Palacio de La Moncloa (sede del poder central), que lo emplazaba a dilucidar este lunes si en su comparecencia del pasado martes consumó su plan independentista.

Tras esa primera evasiva, Rajoy recordó al presidente catalán que aún tiene margen, hasta el próximo jueves, para contestar de forma clara y sencilla a la interpelación de La Moncloa y evitar que el Estado intervenga la autonomía de la región.

‘Como ha eludido la respuesta, entra en marcha la segunda fase (…) debe revocar esa declaración o tiene la oportunidad de decir que no tiene que revocarla porque no la ha declarado’, subrayó la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.

En una rueda de prensa desde La Moncloa, Sáenz de Santamaría circunscribió al Congreso de los Diputados el escenario de una posible negociación con las autoridades secesionistas catalanas.

A su juicio, no es creíble que Puigdemont haga un llamamiento al diálogo cuando se niega al debate con la oposición en Cataluña, aplicó una política de ‘hechos consumados’ e impuso sus posiciones.

Tiene la oportunidad de rectificar, volver a la legalidad y acudir a la Cámara baja, donde está representado el conjunto de la ciudadanía española, remarcó.

‘Mal puede convencer al resto del mundo si no puede explicar por qué no va ni al Congreso’, argumentó Sáenz de Santamaría.

El requerimiento de Rajoy mencionaba explícitamente la posibilidad de activar el artículo 155 de la Constitución, que permite forzar a una región a cumplir con sus obligaciones adoptando las ‘medidas necesarias’ e intervenir o suspender a sus autoridades.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, advirtió hoy a Rajoy que plantear el diálogo con Cataluña en términos de rendición es un error, y llamó a tener altura de miras para zanjar la grave crisis institucional.

COMENTARIOS
comments powered by Disqus