Venezuela no está comprando ni una libra de carne nicaragüense

Las exportaciones fueron canceladas, afirman representantes del sector

A pesar que Venezuela se volvió el segundo mercado de importancia de exportación de carne de origen nicaragüense, los niveles han caído a cero, obligando a los ganaderos encontrar nuevos países de destino, además de buscar la manera de incrementar las cuotas en los mercados tradicionales.

“Las exportaciones de carne bovina llevaban este año un ritmo extraordinario. Sin embargo, desde finales de septiembre y por el resto del año se paralizaron los envíos a Venezuela, prácticamente llegamos a cero”, dijo Onel Pérez, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense de Plantas Exportadoras de Carne Bovina (Canicarne).

“También tuvimos un bajón en las exportaciones a Panamá y como ustedes conocen, a Honduras tenemos ya ocho años de no poder exportar”, manifestó Pérez.

El problema surge tras la fuerte reducción en el volumen de intercambio que tiene el acuerdo petrolero que fue negociado entre Venezuela y las naciones del Alba.

“Eso era como una especie de intercambio que teníamos, ellos nos mandaban petróleo y nosotros les mandábamos alimentos y de todo lo que se estaba enviando la carne era el principal producto”, afirmó Pérez.

El gremio cárnico del país no mira que para el próximo año Venezuela vuelva a hacer pedidos de carne a Nicaragua, que en su pico llegó a las 36 mil toneladas por año, a un aproximado de 4 mil 800 dólares la tonelada, totalizando 172 millones de dólares.

El sector privado, antes que cayera el comercio con Venezuela en este rubro, presionaba para haber llegado a un Tratado de Libre Comercio (TLC) para regular el comercio de carne, sin embargo esta idea no prosperó.

Leer también: Nicaragua exportaría en el 2017 US$540 millones en carne bovina