LA JORNADA

Descubren por qué Venus gira tan lentamente alrededor del Sol a pesar de su fuerte influencia

Si no fuera por las singularidades de su atmósfera, el planeta más cercano a la Tierra probablemente no rotaría y se encontraría siempre mirando al Sol

Los descubrimientos de Venus ayuda a mejorar las predicciones de lo que podría suceder con el clima de la Tierra
NASA / SDO

Un científico de la Universidad de California en Riverside determinó que el planeta Venus gira lentamente alrededor del Sol debido a su densa atmósfera.

“Pensamos en la atmósfera como una capa delgada, casi separada, sobre un planeta que tiene una interacción mínima con el planeta sólido”, señaló el astrofísico Stephen Kane, autor del estudio, publicado en Nature Astronomy. “La poderosa atmósfera de Venus nos enseña que es una parte mucho más integrada del planeta que afecta absolutamente a todo, incluida la velocidad de rotación del planeta”, agregó.

Según el científico, si no fuera por su atmósfera espesa y de rápido movimiento, el planeta más cercano a la Tierra probablemente no rotaría, encontrándose bloqueado en su lugar, mirando siempre hacia el Sol, de la misma manera que el mismo lado de la Luna mira en todo momento hacia la Tierra.

Venus tarda 243 días terrestres en rotar una vez, pero su atmósfera circula por el cuerpo celestial cada cuatro días. Además, sus vientos extremadamente rápidos hacen que la atmósfera se arrastre a lo largo de la superficie del planeta a medida que avanza, lo que ralentiza su rotación y al mismo tiempo reduce el control de la gravedad del Sol.

Esa lenta rotación tiene importantes consecuencias en el clima venusiano, en donde las temperaturas promedio pueden alcanzar los 482 grados y podrían resultar lo suficientemente calientes como para derretir el plomo.

“Es increíblemente extraño, una experiencia tremendamente diferente a estar en la Tierra”, observó Kane. “Estar de pie en la superficie de Venus sería como estar en el fondo de un océano muy caliente. No podrías respirar en él”, comparó.

Efecto invernadero descontrolado

Por otro lado, la atmósfera de Venus no permite que la energía del Sol abandone el planeta, lo que impide que el agua se enfríe o se liquide en su superficie, un estado conocido como efecto invernadero descontrolado.

Obtener claridad sobre los factores que contribuyeron a un estado de invernadero desbocado en nuestro vecino también puede ayudar a mejorar las predicciones de lo que podría suceder algún día con el clima de la Tierra.

“En última instancia, mi motivación para estudiar Venus es comprender mejor la Tierra”, concluyó Kane.

Artículos Relacionados

Medicamentos “revolucionarios” contra alzhéimer provocan una reducción del tamaño del cerebro

Redaccion Central

Un satélite de más de 2 toneladas caerá a la Tierra esta semana

Redaccion Central

Nuestro universo puede estar expandiéndose debido a la colisión con ‘universos bebé’

Redaccion Central

Estudio: Corrientes que llevan calor al hemisferio norte pueden colapsar y provocar una nueva glaciación

Redaccion Central

‘Enverdecimiento’ récord: la superficie vegetal de Groenlandia se duplicó en 30 años

Redaccion Central

Estudio: Algunas partes de un cerebro empiezan a funcionar mejor con la edad

Redaccion Central