Miércoles, 07 de Diciembre de 2022
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

Portada » Varios
 
actualizado 1 de mayo 2012
Saludo al primero de mayo
“Día Internacional de las y los Trabajadores”.
Buzón
Translate
En este nuevo aniversario más en que los trabajadores ofrendaron hasta sus vidas por sus luchas reivindicativas y por su libertad de organización, el CLS “Héroes y Mártires de Batahola” felicita a todos los trabajadores en general y les hace el llamado a seguir luchando con el ejemplo vivo de estos héroes y mártires caídos, y que en cada institución o centro de trabajo, organizados los trabajadores en cada uno de los Sindicatos, Federaciones y Confederaciones. El Primero de Mayo, lo celebremos día a día, año tras años, con la expresión de lucha de todos los trabajadores en el trabajo diario, en su lucha por alcanzar más y mejores niveles de organización, de vida y de conquistas. Con perseverancia ir construyendo, consolidando y transformando un sistema que vaya en pro de todos los trabajadores y de toda la sociedad nicaragüense. Reafirmamos firmemente nuestra vocación y compromiso por la paz y el firme propósito de seguir contribuyendo a construir una Sociedad más justa, más CRISTIANA, más SOCIALISTA y más SOLIDARIA, para todo nuestro pueblo, al lado de nuestro dirigente Comandante Presidente Daniel Ortega.

En estos hechos históricos no podemos olvidar la lucha y el sacrificio histórico de los obreros por sus reivindicaciones entre ellas la jornada laboral de ocho horas que hoy en día la tenemos vigente.

La lucha se patentizó por la reducción y reglamentación de la Jornada Laboral, que fue una constante a lo largo del siglo XIX. En donde hay una estrecha vinculación entre estas movilizaciones y el desarrollo del sindicalismo. Se logró que se estableciera la jornada laboral de trabajo de 8 horas para los niños menores de 13 años y posteriormente se determinara en 10 horas para los adolescentes y para las mujeres. En los Estados Unidos comenzó a tomar forma la demanda de reducir la jornada de trabajo, los obreros exigían 10 horas diarias laborales, reivindicación que fue conquistada al dictarla el Gobierno Federal en 1837 la reducción de la jornada laboral de los empleados del Estado. En 1857, el Parlamento Inglés promulgo la Jornada Laboral de 10 horas, con esa acción se revive en Norteamérica la demanda por la reducción de la Jornada Laboral. Entre 1861 y 1865 al finalizar la Guerra Civil que conmovió a los Estados Unidos, los obreros Norteamericanos reinician su lucha por reducir la Jornada Laboral y exigen trabajar solamente 8 horas. El 16 de agosto 1866 el Congreso Obrero General de Baltimore declara: “La primera y más importante exigencia de los tiempos presentes si queremos redimir el trabajo de estos países de la esclavitud capitalista, es la promoción de una ley fijando en ocho (8) horas diarias la jornada normal de trabajo, para todos los Estados Unidos. Nosotros estamos dispuestos a desplazar todo nuestro poder hasta alcanzar éste glorioso resultado”. el Congreso de la I Internacional, dirigida por Carlos Mark, se declaró que: “La limitación legal de la jornada de trabajo, es una condición preliminar, sin la cual han de considerarse fallidos todos los intentos ulteriores por mejorar y por la emancipación de la Clase Obrera. El Congreso propone 8 horas como límite legal de la Jornada de Trabajo. Como este límite, representa la demanda general de los trabajadores de los Estados Unidos de Norteamérica, el Congreso transforma está reivindicación en plataforma general de los trabajadores del mundo entero”.

En 1884, se reúne el IV Congreso de la Federaciones de Trabajadores de los Estados Unidos, y resuelve, llamar a una huelga general en toda Norteamérica, a fin de imponer su demanda de 8 horas. Es ratificado en 1885, el llamamiento a la huelga, programada para el Primero de Mayo de 1886. Es así como en cumplimiento de los acuerdos de la AFL, los obreros se lanzan a la huelga en más de cinco mil fábricas de los Estados Unidos, por el establecimiento en la demanda de las 8 horas. La huelga comenzó el Primero de Mayo en la ciudad de Chicago, la manifestación de los obreros alcanzó una magnitud hasta entonces nunca antes vista en el país. Los más recalcitrantes empleadores rompe huelgas, organizaron provocaciones policiacas. En la ciudad de Chicago, no solo era en esa época un importante centro industrial, sino también, el cuartel general del Movimiento Anarquista de Norteamérica. El 3 de Mayo, más de diez mil trabajadores huelguista, rodearon la fábrica de implementos agrícolas McCormik, para demostrar su repudio a los esquiroles contratados por los dueños de la empresa. El repudio a la brutalidad de este acto, los dirigentes obreros de Chicago, organizó un mitin el cual, se celebró el 4 de mayo con la participación de más de 15 mil trabajadores. Al final de la actividad la policía atacó a los manifestantes arrojándole una bomba, de esta provocación 8 agentes policiacos resultaron muertos.

Creció la represión y centenares de trabajadores fueron hechos prisioneros. Chicago fue puesto bajo Estado de Sitio; la prensa burguesa clamaba venganza. En esos momentos ser obrero era un delito, y todo aquel que viviera del producto de su trabajo, corría el riesgo de perder la vida. Entre los centenares de detenidos, se encontraban centenares de dirigentes de militancia anarquista, que fueron acusados por la muerte de los policías, y después de un arbitrario proceso, sin prueba alguna, siete (7) de ellos, fueron condenados a la pena de muerte y uno a 15 años de trabajo forzado a pesar de las movilizaciones obreras en todo el mundo entre estos fueron ejecutados ADOLFO FICHER, AUGUSTO EPIES, ALBERT PARSONS Y JORGE ENGELS el dirigente LUIS LING, otro de los condenados, se suicidó en su celda un día antes a su ejecución; y a SAMUEL FIELDEN Y OSCAR.

En 1888, el Congreso de la AFL, decide fijar el Primero de Mayo de 1890, como la fecha para iniciar la campaña por la obtención de las 8 horas de trabajo en los sectores donde hasta entonces no se ha logrado establecer. Es hasta 1892, que este acuerdo se hace realmente efectivo y desde entonces millones de asalariados en todo el mundo, celebran de diferentes maneras, el “Día Internacional de los Trabajadores”. En el marco del centenario de la toma de la bastilla con los Revolucionarios Franceses en 1899, se inicia el Congreso Constituyente de la II Internacional Socialista. Y uno de los acuerdos más transcendentales de ese Congreso fue, la INTERNACIONALIZACIÓN DEL PRIMERO DE MAYO. En este sentido, el Primero de Mayo “Día Internacional de las y los Trabajadores”.

©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.