Lunes, 20 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 18 de agosto 2011
Estrategia
¿Cómo andan los “Opositores” en esta materia de informar y comunicar?
Por Nelson Maica C.
Translate

Nota 1. ¿Qué dice o pregona el pensamiento liberal sobre estrategia, sistemas, programas, metas? Importante: que la libertad es el objetivo político, la meta de la filosofía liberal en lo político. Eso no quiere decir que es el objetivo último del hombre. Cada persona tiene sus propios y variados objetivos. Cada persona, cada individuo, como sostenía Thomas Jefferson, 1743 – 1826, cofundador y ex presidente USA, tiene libertad para buscar y perseguir sus propios objetivos, para… “perseguir la felicidad”.

El liberal, entonces, seria un ciudadano, una persona comprometida con el… “sistema natural de la libertad” (frase atribuida a Adam Smith, 1723 – 1790, economista escocés). El liberal tiene como objetivo la libertad; tiene la libertad como meta de la política. Pero en la práctica, en la realidad eso no ha sido así. Aquí, ahora, luchamos por la libertad. La libertad es un principio moral, parte de la propia naturaleza del hombre. Es un principio de justicia porque exige la eliminación de la violencia en toda relación humana. La justicia debe ser una fuerza que motiva para alcanzar la libertad.

La libertad, siendo meta de la política, debe buscarse, debe conseguirse, debe trabajarse, con los medios más eficaces y eficientes, con todo aquello que prontamente nos asegure alcanzarla. El liberal debería luchar en todo momento por abolir, por quitar, por eliminar todo obstáculo, toda invasión, todo tropiezo a la libertad. Aquí, ahora, el liberal debería luchar por eliminar ya todas esas disposiciones ilegales e ilegitimas que coartan la libertad y, por lo demás, contrarias a la propia naturaleza humana, al sentimiento del pueblo, del ciudadano. ¿Y la estrategia? ¿Y el realismo? Vemos que alcanzar de nuevo la libertad perdida, quitada por este régimen, requerirá de nuestros esfuerzos para ser obtenida en un futuro cercano.

A principios del año 2011 expusimos, bajo el rotulo UNA ESTRATEGIA I, II, III, lo que nos parecía debían acometer los liberales en este país, la elaboración y puesta en practica de una estrategia de participación para la reconquista de la libertad política amenazada, pisoteada y conculcada. Hoy retomamos el tema de la estrategia en otros aspectos. La estrategia de quienes deseamos quitarnos de encima este régimen dirigido por los ahora dueños del paciente desde la Habana. Felipe Gómez Pallete, Español, apunta: “Planificar, evaluar, controlar, diseñar, consultar, asesorar o programar, son actividades basadas en la información. Constituyen las nuevas fuentes de riqueza”. Para la política, la información (datos que sirvan de base para tomar decisiones, recursos y control) y la comunicación (interacción mediante símbolos, reafirmación de valores, de cultura, visualización de imágenes, cambio social) son vitales. En el pasado importaba más la información. Hoy, ambas, información y comunicación, son importantes; pero la comunicación, para la política y para los políticos y para los ciudadanos, para el pueblo, para la sociedad, es esencial.

¿Cómo andan los “Opositores” en esta materia de informar y comunicar? ¿Están relacionados y/o agrupados la mayoría de los ciudadanos, del pueblo, que esta en la oposición? ¿O solo están agrupados algunos y/o la mayoría de los partidos que se definen y/o se ubican, así mismos, en la “Oposición”? ¿Esos partidos agrupan a la mayoría de sus familiares, militantes, relacionados, amigos, votantes? ¿A quienes identifica y/o ubica el ciudadano, el pueblo, en la “Oposición”? ¿A los partidos solamente? ¿A quienes? ¿A los ciudadanos, al pueblo? ¿A cual ciudadano, a cual pueblo? ¿El ciudadano, el pueblo, acepta y/o tolera y/o le agrada y/o rechaza a la “oposición” y sus líderes como un todo y/o establece diferencias y/o afinidades en ella? ¿El ciudadano, el pueblo, esta de acuerdo en que exista una sola “oposición” y actúe con libertad? ¿La oposición reconoce a sus líderes como tales? ¿Los ciudadanos, el pueblo, identifica a quienes están en el gobierno y a quienes están en la oposición y el por que? ¿Los ciudadanos, el pueblo, se identifican claramente con un cambio de gobierno, ahora? ¿Cuántos y cuales? ¿Los ciudadanos, el pueblo, sienten que los de la “oposición” tienen, exhiben condiciones para llegar y ejercer el poder, el gobierno?

De estos y otros tópicos habrá que ocuparse en su oportunidad. Pero vamos a ubicarnos y empezar por que y para que. Primero, la humanidad, la sociedad, pasó de cazadores a agricultores. De agricultora a industrial. De industria productiva a industria de servicios (mercancías menos tangibles y mas simbólicas). Segundo, de procesar energía (parece que aquí comenzó el retroceso de este régimen) pasamos (el resto del mundo) a procesar información; de la sociedad post industrial a la era de la información y de la comunicación. Fase global y conectada. Etapa nueva. Actual. El mundo de hoy nos luce un poco inestable y, en consecuencia, se ha perdido bastante la capacidad de predecir, de anticiparse. La competencia es fuerte y global. Parece que cada día se necesita más innovación, creatividad, conocimiento. Los pueblos, sus estados, son más interdependientes y están más conectados por sistemas cada día más modernos.

Las estructuras jerárquicas existentes, basadas en controles y órdenes, están cambiando. El ciudadano, en su sociedad, tiene, ha adoptado, una actitud de rechazo hacia el totalitarismo y la jerarquía en casi todas partes. Hoy, aquí, es una ventaja comparativa y competitiva con relación al régimen y en beneficio de la democracia plural. En consecuencia, en el seno de toda organización, sobre todo en las políticas, están ocurriendo cambios de todo tipo. El más notable es que están colocándose en primer orden los valores, las cualidades, esos intangibles valiosísimos, para la toma de decisiones. Cada nueva fase desplaza a la anterior y ésta es obligada a reacomodarse y/o a reinventarse y/o quedarse.

En alguna parte, no recuerdo donde, leí que…”solo podemos ver nuestro futuro con claridad y amplitud cuando conocemos el camino que nos ha conducido hasta el presente”. ¿Es valido en nuestro caso?
Este mundo “actual” nos plantea un reto a todos, pero en especial a los “directivos”, “dirigentes”, “lideres”, “jefes”, en general, y, ahora, el ciudadano, el pueblo, el elector, esta reclamando un liderazgo basado mas en la capacidad de persuadir a los demás y menos, en nada, en la imposición autoritaria de ordenes. Esta reclamando un coordinador(a), un líder y/o una líder diseñador(a) de futuro, capaz de concebirlo y compartirlo con el ciudadano, el pueblo, y alcanzarlo juntos. Y, tengo la impresión, que uno de los principales problemas que tiene la agrupación de partidos, por ahora, es la falta de predisposición a la acción.

Allí, se traduce al publico, que se toman mas del tiempo necesario para pensar, hablan y discuten demasiado, planifican demasiado y realizan poco, falta la actuación, la movilización estratégica; la acción, es casi imperceptible, con relación a las necesidades y demandas del pueblo, del ciudadano. Y, de paso, están cortos en la información (propaganda), en la comunicación, y en el manejo de una plataforma tecnológica de comunicación adecuada. Es imperceptible la organización masiva de la colaboración de los opositores entre ellos y para con los “movimientos sociales” existentes y en formación y en oposición.

Aspectos resaltantes: a. Develar el y/o los fracasos del régimen, uno por uno, bien documentados; b. denuncia de hechos concretos (informar, comunicar, divulgar, actos, reuniones, manifestaciones, etc., presentar ante los órganos competentes, seguimiento desde el principio hasta el fin); c. presentar soluciones, alternativas, nuevas realidades; c. confiar en los ciudadanos, el pueblo, ya que son el único sujeto que lucha por su propio bienestar todos los días y a cada momento, lucha por romper las cadenas que este régimen quiere imponer. Todos debemos romper las cadenas. ¡Unidad para romper las cadenas! Avívense, pónganse y recarguen las pilas, las neuronas, vivimos hoy a la velocidad de internet, redes, etc., las organizaciones políticas, electorales, basadas en el principio de permanencia eterna y quietud están fuera de foco, desubicadas. Seguimos en el próximo.

Tips:

• ¿Habrá que hacer un referéndum para impedir el gasto excesivo en armamento? ¿Otro para colocarle limite al endeudamiento público de este régimen? ¿Otro para dejar claro que lo cívico, lo civil, debe prevalecer sobre lo militar?
• ¿Qué pasa con la selección del Contralor? ¿Quién controla y verifica los gastos de este régimen? ¿Cobran, pagan y se dan el vuelto?

“Ninguna nación occidental tiene que construir un muro a su alrededor para mantener a su pueblo dentro de ella”. Margaret Thatcher (Margaret Hilda Roberts), “La Dama de Hierro”, “La Baronesa Thatcher”, Inglesa, 1925 -, política conservadora, Primer Ministro 1979-1990.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.