Sabado, 25 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 30 de agosto 2011
Otros enemigos de la democracia
Indudablemente que no existe un gobierno perfectamente justo en la tierra
Por Nelson Maica C
Translate

En artículos anteriores disertamos sobre los tres principales enemigos de la democracia en el siglo XX: el socialismo comunismo, el autoritarismo y la teocracia; pero hay otros, diversos.

La democracia representa un gran y fuerte deseo humano universal como lo es la libertad; pero también tiene una amenaza en lo económico, sobre lo cual, igualmente, debería triunfar.

Siglo y medio antes, Tocqueville observo que una de las bases sobre la que estaba montada la democracia era la igualdad. Aparente y, hasta el momento, el deseo de igualdad por parte de casi todos los hom¬bres y mujeres es la fuerza, según algunos tratadistas, que ha venido alimentando las revoluciones demo¬cráticas en todas partes. Se ha presentado la igualdad como una cuestión política; pero no lo es. La igualdad política lograda hasta ahora no es satisfactoria para los demócratas plurales, se debería acompañar de cierto grado de igualdad económica, según algunos pensadores.

¿Qué entendemos por igualdad económica? ¿Una cantidad de bienes económicos, dinero e instrumentos de capital y de producción, igual para cada uno, para todos? Eso esta muy lejos de la realidad. De la igualdad económica de que hablan unos cuantos políticos y demagogos, sobre todo los socialistas comunistas, no implica posesión de partes iguales en nada. Empezando porque el funcionariado del gobierno dispondría de los bienes de todos a sus anchas.

Hoy, muy pocos, de esos demagogos y populistas siguen diciendo que para que exista igualdad económica cada ciudadano debe poseer las mismas cantidades de bienes y capital. Todos los políticos, ahora, dicen que cuanto hace falta es una “distribución mas equitativa de la riqueza”, de modo que todos tengan lo suficiente como para vivir “decentemente” y una igualdad casi total de “oportunidades”. Pero ninguno apunta y coloca en blanco y negro y en guarismos como se hace una distribución mas equitativa de la riqueza; tampoco cuanto y de donde sale lo suficiente para vivir decentemente y, mucho menos, una igualdad total de oportunidades. Nadie sabe como se logra eso y en cuanto tiempo. Y, algunos extremistas agregan, que la gente esta dispuesta a morir por la igualdad de oportunidades. A pesar de que lo creen tonto, el ciudadano, no lo es.

Hay bienes que pueden considerarse económicos y que no son dinero efectivo, entre ellos, están los derechos, como por ejemplo, el derecho al trabajo, a la educación, a la salud, a la vivienda, a la seguridad, a la propiedad. El derecho a conseguir con ahínco la felicidad, o la oportunidad, a tu propia manera, cuando tú lo decidas, cuando a ti te importe. Un gobierno democrático y plural protege esos derechos y trabaja para que el ciudadano, el pueblo, no vea que sistemáticamente esos derechos están vacíos de contenido, para que no se sienta defraudado, ni para que ningún ciudadano en particular dude de la democracia y su pluralidad.

Indudablemente que no existe un gobierno perfectamente justo en la tierra. La democracia es una forma ideal de go¬bierno, pero ningún gobierno democrático ha sido perfecto en la prác¬tica. Sin embargo, la sociedad venezolana realizo, mas mal que bien, un progreso hacia ese ideal durante el siglo XX, que, lamentablemente, estos jurasicos rojos se han propuesto destruir y que, afortunadamente, según creo, no lo lograran. Recordemos que para 1900, no sólo la mayoría de los ciudadanos, incluso de las democracias más avanzadas, no disfrutaban de igualdad política y tampoco tenían igualdad económica. La igualdad de oportunidades era, para entonces, todavía un sueño para la mayoría de los norteamericanos, por no hablar de las grandes masas oprimidas del resto del mundo.

En me¬nos de un siglo la igualdad de oportunidades se ha convertido en una realidad para la gran mayoría de las naciones industria¬les y post industriales, tales como: Estados Unidos y Canadá, casi todos los países de Europa Occidental, Australia, Japón, etc. La igualdad de oportunidades puede ser alcanzable también en el futuro para los pueblos de muchas otras naciones. Sólo una minoría de la población del mundo, como los socialistas comunistas, sigue pensando como pensaba la mayoría de los seres humanos de 1.900 y antes. La historia nos muestra como la igualdad política se ha conseguido antes que la posible y supuesta igualdad económica cacareada por los demagogos. Los pueblos que han conquistado la igualdad política, o el derecho al voto, se han movido rápidamente hacia la conquista de la igual¬dad económica y la igualdad de oportunidades. Es así, de esa forma, como la sociedad ha progresado en las democracias plurales occidenta¬les.

En las todavía naciones socialistas comunistas parece que cierto tipo de supuesta igualdad económica ha precedido a la supuesta igualdad política. Cosas no comprobables dada las características de esos regimenes. En el caso cercano, Cuba, por las pocas informaciones que se cuelan, no existe sino una jurasica dictadura, un típico gulag soviético. Cero igualdades, de nada. De cuanto si tenemos algún tipo de certeza, por la enseñanza histórica, es que todo tiene un final, todos los pueblos exigirán, en su momento, a sus gobernantes de turno, la igualdad política y las mejoras económicas. ¿Se lograra entonces la felicidad que cada uno buscamos? Si, mientras siga sien¬do verdad que todos los hombres han sido creados iguales y están do¬tados de ciertos derechos inalienables. ¿Otro enemigo de la democracia plural? Si, el gobierno mundial, para algunos pensadores. Es una amenaza, según ellos. ¿Cuan grave es? Se identifico y reconoció en el siglo XX y a gran escala y se trato de hacer algo para contrarrestarla. Todos los intentos, según tratadistas, hasta la fecha, han fracasado. Pero será tema de otra entrega.

Tips:

• ¿Occidente se “ocupo” de Irak, Pakistán, Grecia, Portugal, Egipto, Libia, y, aparentemente hay otros en lista, etc; pero por que no se ha ocupado del gulag Cuba? Han pasado más de 50 años ¿Cuál el interés en no hacerlo? ¿Cuál el negocio?
¿Cuál la explicación creíble? ¿Es tan insignificante?

• Occidente en 12 años, 1999-2011, no se ha ocupado de Venezuela. ¿Se ocupara? ¿Así como esta le es un buen negocio a occidente, le conviene? Bueno, para los perros de la guerra parece que es un extraordinario negocio y para otros de peor calaña parece que también.
• ¡Y todavía no arreglan la calle Los Samanes en el Paraíso, Caracas! Tampoco el hueco siguiente. Maulas. Más de un año arreglando una calle y tapando el hueco ¿Negocio? ¿De quien, con quien? Sigue la violencia contra el pueblo ¿Dónde esta la supervisión? ¿Dónde la Contraloría? ¿Quién es el responsable? ¡Insólito!
• El pueblo runrunea que por allí anda un cadáver insepulto jugando a gritos con guarismos y promesas de todo tipo. ¿Será así? La realidad lo dirá.
• Imposible conseguir ciertas medicinas; antes de 1999 usted las adquiría en cualquier farmacia y en cualquier parte del país. Absurdo: algunos alimentos están desaparecidos; antes de este régimen usted los compraba en cualquier bodega y en cualquier rincón del país. Ahora: misión imposible.

“Quizás la obra educativa que mas urge en el mundo sea la de convencer a los pueblos de que sus mayores enemigos son los hombres que les prometen imposibles” Ramiro de Maeztu y Whitney, 1875-1936, español, escritor, de la generación del 98.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.