Lunes, 20 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 8 de julio 2011
¿Cómo sería un chavismo sin Chávez?
Todos esperaban un Chávez perpetuo, presentándose a varios mandatos más
Por Maximiliano Sbarbi Osuna
Translate

La incertidumbre sobre la salud del presidente venezolano produce movimientos dentro de las filas chavistas, que pugnan por ganar poder en caso de que el mandatario deba nombrar a un sucesor. La oposición, que se ha mantenido unida por el rechazo común a Chávez, se ve desorientada. ¿Quiénes podrían ser los eventuales herederos? ¿Qué sectores se impondrían?

Hugo Chávez y Fernando Lugo, dos presidentes y una misma enfermedad - AFPAunque el presidente de Venezuela haya afirmado desde Cuba que el tumor ha sido extraído exitosamente, se ha producido una metástasis en la política venezolana, dentro de las filas del chavismo e incluso en la oposición.

El estilo personalista y omnipresente de gobernar el país y su partido por parte de Hugo Chávez hizo imposible que surgieran figuras lo suficientemente fuertes como para que adquiriesen un poder real, lo que ensombrece el panorama político en caso de que el presidente deba dejar el poder.

Aún no está clara la dimensión de su enfermedad. Pero ya se están moviendo las piezas dentro y fuera del chavismo para afrontar la campaña presidencial 2012 en caso de que Chávez no pueda aspirar a un tercer mandato por razones de salud.

¿QUÉ PASARÍA SI CHÁVEZ TUVIERA QUE DEJAR EL PODER?

Aunque varios sectores militantes e intelectuales de la izquierda del PSUV (Partido Socialista Unido de Venezuela) de Chávez, le hayan criticado al líder en el último año su acercamiento con el presidente colombiano Juan Manuel Santos, con la deportación del colombiano Joaquín Pérez Becerra, director de la agencia Anncol, la detención en el estado Barinas del comandante Julián Conrado, un importante jefe de las FARC y otras políticas de distensión, nadie planteó un chavismo sin Chávez.

Ahora, con el líder enfermo, surgen todo tipo de versiones dentro del mismo PSUV. Varios analistas comparan el poder ejercido por Chávez con la política de los hermanos Castro en Cuba, pero los movimientos que se están desarrollando recuerdan a lo que sucedió en Argentina a fines de la década del 60, cuando el líder sindicalista Augusto Vandor planteaba reemplazar al exiliado Juan Domingo Perón dentro del peronismo proscripto.

Aunque Perón haya desaprobado la acción de su ex soldado, Chávez en caso de que su salud le impidiese presentarse a elecciones, se vería forzado a elegir a un sucesor.

Entre los posibles herederos, se menciona a su hermano Adán Chávez, gobernador de Barinas, e ideólogo del presidente. Aunque su postura radical ahuyenta al ala moderada y a gran parte del poder militar.

Adán llegó a opinar, días atrás: “no habría que descartar la lucha armada como camino revolucionario”. Este mensaje no estaba destinado a la oposición, sino al interior del chavismo, ante el movimiento que se empezó a vislumbrar dentro de los sectores leales para imponerse unos sobre los otros.

POSIBLES SUCESORES

Adán Chávez desde siempre fue el nexo del presidente con Cuba, ya que fue embajador en la isla. Pero, aunque sea el hermano, muchos dudan de su capacidad de conducción y de su carisma. Además, los altos mandos militares temen que Adán reemplace a parte de las fuerzas armadas por milicias semi independientes, tal como sucedió en Cuba.

Pero otro nombre fuertes es el del ex vicepresidente Diosdado Cabello, que comenzó con Chávez su lucha con el movimiento Bolivariano 2000 y lo ha acompañado en todas sus decisiones.

El canciller Nicolás Maduro tiene chances de suceder al líder, ya que cuenta con una buena imagen en el exterior y controla una parte del bloque de diputados gracias a la influencia de su esposa, Cilia Flores, que llegó a presidir la Asamblea Legislativa.

Otros posibles candidatos son: el ministro de Energía, Rafael Ramírez, que tiene el poder de la caja de la petrolera estatal, PDVSA, y Fernando Soto Rojas, un antiguo militante de izquierda e histórico compañero de Chávez.

La Constitución prevé el vació de poder temporal o permanente. En caso de que el presidente deba dejar su lugar, asumiría el vicepresidente, pero como éste es nombrado por el primer mandatario, antes de delegar el poder, Chávez podría cambiarlo y elegir a alguno de los candidatos, con excepción de su hermano, porque la Carta Magna prohíbe que haya lazos de consanguinidad entre los máximos dirigentes del Poder Ejecutivo.

Si Chávez llegase a elegir a su hermano y se viera incapacitado para seguir gobernando, lo sucedería Elías Jaua, el vicepresidente hasta completar el actual mandato, para que Adán pueda presentarse como candidato a las elecciones de 2012.

En caso de que la enfermedad se agrave, la elección del sucesor o del candidato presidencial queda en manos de Chávez, por eso se desató la carrera entre los diversos sectores de su propia tropa.

¿Y LA OPOSICIÓN?

Lo que ha mantenido unidos a los sectores opositores no han sido los programas políticos conjuntos, sino el odio por Chávez. Es posible que si el presidente llegase a desaparecer de la política, la oposición se resquebraje.

Las especulaciones de la prensa contraria al gobierno van desde que la enfermedad de Chávez es una estrategia publicitaria hasta que el cáncer, posiblemente de próstata, sea más grave de lo que el gobierno reconoce. Pero no hay dudas de que la oposición gira en torno al líder bolivariano.

Los sectores contrarios apuntan a los principales problemas de Venezuela: la crisis carcelaria, la inseguridad, el problema energético y la inflación. Pero no mencionan la inclusión social, la influencia en el exterior y el gran avance en educación y salud.

Antes de establecer un diagnóstico basado en especulaciones habría que saber cuál es el escenario real y cuán grave es el cáncer que padece Chávez. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, con una feroz oposición liderada por el propio vicepresidente, ha podido sobrevivir física y políticamente a la quimioterapia. Habría que conocer cuál es el diagnóstico de Chávez y si se asemeja al de su colega paraguayo.

Mientras tanto, todos esperaban un Chávez perpetuo, presentándose a varios mandatos más. Si llegase a recuperarse, éste sería el escenario, pero si su ausencia política se prolonga, las luchas dentro de los sectores chavistas y de la oposición, pueden llegar a debilitar a ambos bandos con consecuencias impredecibles.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.