Miércoles, 22 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 27 de sept. 2011
La cooperativa de Rochdale
Luego de tantas reuniones secretas y ante el desaliento, surgió la idea de abrir un almacén cooperativo de consumo
Por Nelson Maica C.
Translate
¿En el país que no existe? Recordemos una historia, aleccionadora y para la reflexión.

En Inglaterra, cerca de Manchester, en el condado de Lancashire, esta el pueblo de Rochdale. Adquirió renombre porque un grupo de trabajadores de la industria textil, en 1844, de ese pueblo, decidieron formar una cooperativa a la que llamaron Rochdale Equitable Pioneers Society (la Sociedad Equitativa de Pioneros de Rochdale).

Fíjense bien. Una decisión libre, por sus voluntades, con sus propios recursos, nada “a juro”, ni con militares y fusiles, ni con comisarios, ni por ley, ni porque la voz roja y sus verdugos voluntarios “dispongan a su antojo” del erario público y nadie les pide cuentas, ni les impide malbaratar los dineros de todos.

¿Por qué esos trabajadores tomaron esa decisión?

Carecían de estabilidad en su trabajo y conocían las ideas de Robert Owen porque algunos de ellos fueron sus discípulos; además, ya funcionaban como una sociedad de hecho, pero no lograban acumular recursos, ahorros, ni para comprar un saco de harina de trigo.

“Copiaron de una institución de Manchester, la "Sociedad de Socorros para Casos de Enfermedades y de Sepelios" las disposiciones que más se amoldaban a sus propósitos, introduciendo las modificaciones y agregados convenientes”.

Luego de tantas reuniones secretas y ante el desaliento, surgió la idea de abrir un almacén cooperativo de consumo.

“Los 28 trabajadores de Rochdale pudieron acumular $120 dólares en un año. La mitad del dinero fue para arrendar una pequeña tienda en la calle 31 Toad Lane (calle del Sapo). El resto del dinero se usó para surtirse de y construir estantes. La tienda de la Rochdale Society Cooperative vendía productos de alimentación básicos como azúcar, harina, sal y mantequilla. La sociedad compraba al mayor y vendía a cada uno a precios bajos”.

La practica, las ideas precedentes y la problemática económica y social de la época, dieron origen a los principios cooperativos, a las reglas prácticas de organización y funcionamiento que nacieron cuando tuvo lugar, en 1844, en Inglaterra, la creación, por 28 obreros, de la Cooperativa de Rochdale, famosa experiencia, que marca un significativo éxito del movimiento cooperativo, no sólo por los resultados económicos obtenidos, sino por la divulgación de los principios del cooperativismo que ellos dejaron.

Tuvo éxito por la sistematicidad y correcta concepción y aplicación de su modelo, porque en su programa por primera vez, se plasmaron un conjunto de principios y valores que a partir de ese momento identificarían al cooperativismo:

Los siete principios originales Rochdale: 1. Libre ingreso y libre retiro (voluntaria, sin presiones); 2. Control democrático; 3. Neutralidad política, racial y religiosa; 4. Ventas al contado; 5. Devolución de los excedentes; 6. Interés limitado sobre el capital. Educación permanente.

Y los valores que defendían: los valores éticos: de honestidad, apertura, responsabilidad social y preocupación por los demás.

La Cooperativa de Rochdale estaba especialmente comprometida con la honestidad; claro está que sus esfuerzos se destacaron en el mercado, porque se insistía en los pesos y medidas exactas, la buena calidad y los precios justos. También, al realizar transacciones con no asociados sobre las mismas bases de honestidad. Por ese motivo tuvo una tendencia hacía la apertura, poniendo en conocimiento de sus asociados, del público y del gobierno, información sobre sus operaciones.

La cooperativa mantuvo preocupación por las condiciones domesticas y sociales de sus miembros. En consecuencia, batalló por ser socialmente responsables "en todas sus actividades”. Dentro de sus posibilidades económicas en el largo plazo previó, brindar ayuda para el desarrollo de futuras sociedades cooperativas.

Con esta experiencia se marcó el camino del cooperativismo mundial y se demostró la posibilidad de la cooperación desde el punto de vista económico y social. A partir de entonces el cooperativismo comienza a extenderse rápidamente por el mundo, destacándose otros teóricos en la profundización del mismo como son: Charles Gide, Goerges Fauguet, etc.

Las cooperativas han crecido en el seno de cinco tradiciones distintas; las cooperativas de consumo cuyos orígenes durante mucho tiempo se asociaron popularmente a los Pioneros de Rochdale; las cooperativas de trabajo que al comienzo tuvieron su mayor fuerza en Francia; las cooperativas de crédito que en gran medida se originaron en Alemania; las cooperativas agrícolas que tuvieron sus primeras raíces en Dinamarca y Alemania y las cooperativas de servicios como las de vivienda y las consagradas a la salud que surgieron en numerosos sitios de la Europa industrial, cuando el siglo tocaba a su fin.

Todas estas prácticas florecieron, aunque con grados diferentes de éxito, en la mayoría de los países europeos en el siglo XIX; todas ellas se extendieron a la mayor parte del resto del mundo en el siglo XX.

Es importante precisar que el cooperativismo en su proceso de desarrollo y casi desde el inicio encontró diversas formas de integración, fue así como en 1895 se organizó la Alianza Cooperativa Internacional.

¡Qué diferencia con las actuales cooperativas en la Venezuela de hoy! ¿Quién conocerá de las cuentas y/o de los cuentos de las cooperativas actuales? ¿Cuánto dinero se les entrego? ¿Cuánto producen? ¿A cuantos benefician? ¿Son útiles? ¿Solo sirven para comprar votos?

Tips:
• ¡Y todavía no terminan de arreglar la Calle Los Samanes en el Paraíso, Caracas! ¡Más de un año tapando un hueco! ¡Eso demuestra, entre otras cosas, como ha sido y es este régimen de ineficaz y como usa la violencia contra el pueblo! ¡Maulas!

• ¡La mayor minoría organizada tiene, dentro de un universo cerrado y medible, las mejores posibilidades para ganar en las primarias de la oposición! ¡Pero en un universo abierto, no mensurable, las posibilidades determinantes de influir en el resultado las tiene el régimen! ¡Ojo!

• ¡Las cuentas del régimen, grandes y/o pequeñas, en todos los aspectos, siguen sin cuadrar! ¡La oposición debería decretar no más endeudamientos y compromisos del presente régimen!

¡Unidad para romper las cadenas de la esclavitud! ¡Es hora de defender la vida, la familia, los bienes y el futuro! ¡No al socialismo comunismo! ¡Por la democracia plural! ¡Por la propiedad de la vida y la libertad!

“La “ayuda” del gobierno a los negocios es tan desastrosa como la persecución gubernamental…la única forma en que el gobierno puede servir a la prosperidad de la Nación, es manteniendo sus manos afuera”. Ayn Rand, 1905-1982.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.