Jueves, 23 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 23 de octubre. 2011
Adiós al método de colgarse de la sotana
La destitución por mal desempeño de sus funciones sufrida por el ex presidente Fernando Lugo, fue un adios definitivo a quienes se colgaron de su sotana
Por Luis Agüero Wagner
Translate

Dijo Georg Christoph Lichtenberg que a la gloria de los más famosos siempre se adscribe algo de la miopía de los admiradores, y el epílogo de la carrera política del cura papá Fernando Lugo lo demostró con creces.

Más aún considerando que luego de tanto escándalo, fracaso y falta de coraje, algunos miopes dirigentes del Frente Guasu pretendieron insistir con la candidatura de Lugo. A pesar de ello, todo indica que por temor a mayores escándalos, el destituido cura papá y los suyos terminaron declinando la intención de volver a presentar la infortunada candidatura.

Aprovechando que ya no existen presiones políticas que puedan retrasar las famosas pruebas de ADN, o riesgos de que sean adulteradas como se presume sucedió en el caso de Hortensia Morán, la defensa de Benigna Leguizamón presentó esta semana un ungimiento ante la corte, para que se expida sobre la acción de inconstitucionalidad presentada por el ex cura contra su propio ADN, ya hace tres meses. Tanto en este caso como en otros, se espera pronta resolución. Dicen que las moléculas de ADN lo que alojan es información, y como gran desinformador que siempre fue, no resulta extraño para nadie que Lugo también haya falseado su propio ADN.

En tanto siguen su curso las demandas por filiación contra Lugo, se le hace más difícil encontrar abogado. Tanto que su abogado Marcos Fariña se encuentra desaparecido y acusado además de varios hechos de corrupción en la Petrolera estatal paraguaya.

El actual presidente de la república se burló del abogado del ex presidente Fernando Lugo, Marcos Fariña, luego de que éste quisiera congraciarse con supuestas denuncias. Fariña dijo que Sergio Escobar, titular de Petropar, conspiró con Lugo para no reconocer la votación del Juicio Político y movilizar adherentes para resistir. De esta manera, intentó acomodar su discurso al poder de turno.

Por su parte el titular de Petropar afirmó que le tienen sin cuidado las declaraciones de Fariña, y que fue éste quien se pasó pidiendo apoyo para el presidente saliente y tuvo que consentirle para que le deje en paz.

El presidente Federico Franco, por su parte, descalificó las acusaciones de Fariña y dijo que Escobar es un buen funcionario. “Algunos que antes no me saludaban, ahora que soy presidente me quieren abrazar y hasta besar”, afirmó el presidente, en alusiones a los adulones que buscan ganarse su favor con denuncias como la de Fariña.

En una resonante entrevista, Hortensia Morán insistió en que los resultados de la prueba de ADN realizada a Fernando Lulgo fueron arreglados en un contubernio en el cual participó el abogado que defendía al presidente destituido por mal desempeño de sus funciones.

Consultado sobre el tema de sus hijos no reconocidos por los medios, el destituido Fernando Lugo afirmó que no quiere opinar del tema, como si ello no hubiera trascendido en medios de todo el mundo y no se hubiera suscitado un escándalo global. Varios de sus es colaboradores, entre ellos su mismo secretario Miguel López Perito, reconocieron que no perdonan a Lugo esa mentira y es la razón por la cual ya no apoyan su candidatura.

Dijo Thomas Fuller que una mentira no tiene piernas, pero un escándalo tiene alas. En el caso del escándalo que afectó a Lugo, no sólo tuvo alas sino que también terminó cortando las suyas al destituido presidente del Paraguay.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.