Martes, 21 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 17 de enero 2012
La política exterior de los candidatos republicanos
En cuanto a América latina, es muy probable que de resultar electo un presidente republicano, éste continúe con la hostilidad hacia Cuba y Venezuela
Por Maximiliano Sbarbi Osuna
Translate

Aunque todo parece indicar que Mitt Romney será el contrincante de Obama en noviembre, todavía siguen en carrera el revolucionario Ron Paul, Jon Huntsman y Rick Santorum. Las próximas primarias –en Carolina del Sur el 21 de enero y en Florida, 10 días después– despejarán el panorama interno del Partido Republicano. Hasta donde se pudo conocer de sus propuestas y si de política exterior se trata, los precandidatos republicanos parecen continuar con la misma lógica de la era de George W. Bush respecto de América latina, ya que muestran un gran desinterés por el continente, con la excepción de México, Colombia y Brasil.

De hecho, al electorado republicano sólo parece interesarle al respecto el tema de la inmigración ilegal, que genera amplio rechazo. El tema de la campaña anterior, en la que John McCain afirmaba que había que recuperar el terreno perdido en Latinoamérica por las guerras en Irak y Afganistán –y que ese descuido por la región promovió la llegada de gobiernos afines a Cuba–, ha desaparecido. Mientras que el alto desempleo, el porcentaje de intervencionismo estatal y la modificación a la ley de salud promovida por Obama centra los debates de los precandidatos, en política exterior los temas más frecuentes giran en torno al programa nuclear de Irán, el ataque a Siria, la defensa de Israel y la expansión de China.

Irán. Mitt Romney, el favorito y ganador de las dos primarias realizadas hasta ahora –Iowa y New Hampshire–, anunció que impondrá sanciones más duras a Irán para evitar que obtenga un arma nuclear. El conservador Rick Santorum llegó a manifestar que “bombardearía Irán” si no abre las instalaciones nucleares a los inspectores, ignorando las propuestas iraníes realizadas al gobierno de Obama y a la ONU. Su postura extremista lo llevó a expresar que el asesinato de científicos nucleares iraníes es “algo maravilloso”.

En cambio, el exótico Ron Paul votó en contra de las sanciones de Washington al país persa, aseguró que no hay indicios de que Teherán esté construyendo un programa nuclear bélico y sostuvo que no avalará un acto de guerra. Los otros candidatos, el gobernador de Texas, Rick Perry, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich y el ex gobernador de Utah Jon Huntsman mantienen una postura muy dura hacia Irán y plantean interrumpir la negociación. Primavera Árabe. El país árabe que está en la mira por las revueltas –sin dudas financiadas desde Occidente, Arabia Saudí y Qatar–, es Siria. Romney se muestra contrario a la zona de exclusión aérea, no por una cuestión humanitaria sino porque resulta ineficaz, ya que el ejército de Siria utiliza tanques y no aviones para combatir. Santorum, en tanto, mostró su costado extremista al negarse a negociar con Siria, al que calificó de régimen islámico fascista. Como gran defensor de Israel, Perry se muestra a favor de un cambio de régimen en el mundo árabe, pero alerta sobre el peligro de que asuman gobiernos islámicos extremistas.

La excepción sigue siendo Paul, que afirma que los EE.UU. deben retirar a las tropas de todo el mundo, no involucrarse en más guerras y dejar de ser la “policía del mundo”, en referencia a un posible ataque a Siria. La postura chocante de Paul, respecto del resto de los candidatos se basa en su defensa de reducción del Estado a niveles alarmantes hasta para los neoliberales. Y dentro de esa liquidación se encuentra el presupuesto militar. Así, excepto Paul, todos los precandidatos coinciden –sin manifestarlo abiertamente–, con la postura actual de Obama de manipular las legítimas revueltas árabes financiando las que les convienen y promoviendo la represión de las que amenazan a sus intereses, como en Bahrein, Egipto, Arabia Saudí y Yemen.

Israel. La opinión respecto del proceso de paz entre israelíes y palestinos es similar entre todos los precandidatos, que sostienen que es un error de Obama exigirle a Israel retornar a las fronteras de 1967 y que Washington debería brindarle aún más apoyo a Tel Aviv para afrontar la lucha contra los países hostiles, avalando la ocupación ilegal en Cisjordania. El único que se distinguió en este tema es Paul, que manifestó que su país debe dejar de apoyar a Israel, evitar el envío de armamentos a ese país y resignar la influencia en Medio Oriente. China. También fue Paul quien llamó a evitar una guerra comercial con China, quien propuso levantarle las sanciones a ese país y comerciar con Irán para poder competir con Pekín en abastecimiento energético.

Por su parte, Huntsman planteó cooperar con China para que influya sobre Corea del Norte. El dogmático Perry, que está obsesionado con el creciente poder de China en el mundo, mantiene sin blanquear una postura acorde con Obama al dirigir la atención al extremo Oriente para contener a Pekín en Asia. Además, se mantiene a favor de armar a Taiwán, lo que crearía un foco de tensión con China. En el acercamiento a Taiwán, coincide con Huntsman. En cuanto a América latina, es muy probable que de resultar electo un presidente republicano, éste continúe con la hostilidad hacia Cuba y Venezuela, mantenga el Plan Colombia y avance con la intervención velada contra el narcotráfico en México, permitiendo el tráfico de armas hacia el sur.

Perry y las cosas estúpidas

Para el precandidato republicano Rick Perry, el hecho de que cuatro marines estadounidenses orinen sobre talibanes muertos es un “error estúpido” que no amerita denuncia. "Estos muchachos cometieron un error estúpido, pero sería exagerado que el gobierno les demandase penalmente", manifestó a la CNN. Perry habló de "reacción exagerada" y criticó lo que consideró "un desdén por las Fuerzas armadas" por parte de la Administración de Barack Obama, que invitó a perseguir penalmente a los marines implicados. "Me parece una idea fuera de lugar, cuando se tiene 18, 19 años se hacen cosas estúpidas", sostuvo Perry.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.