Domingo 19 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 15 de febrero 2012
Del oro de Moscú al oro de USAID
El error viene a ser el mismo que cometieron durante las postrimerías del régimen neo nazi
Por Luis Agüero Wagner
Translate

Lo poco que queda de la izquierda en Paraguay, hoy se encuentra al servicio de la embajada norteamericana de Asunción y cooptada por USAID

El largo historial de equivocaciones de la prensa cubana en el manejo de la información cuenta entre sus perlas la difusión del mensaje de un delator del Che Guevara como supuesto representante del ELN (nombre del grupo guerrillero que operaba en Bolivia bajo el mando del Che, en 1967) ante la Organización Latinoamericana de Solidaridad (OLAS).

El Che consignó en los primeros días de septiembre de 1967, un mes antes de ser capturado y ejecutado extrajudicialmente que la delegación boliviana ante la OLAS “La delegación boliviana fue una mierda. Aldo Flores del Partido Comunista Boliviano pretendió ser el representante del ELN, lo tuvieron que desmentir”.

Sin embargo, pocos días después Radio Habana informaba que “OLAS había recibido un mensaje de apoyo del ELN”, es decir, que la misma prensa revolucionaria cubana había sido engañada por Flores. Ironizando sobre el supuesto emisario que jamás había enviado, el Che consignó en sus notas: “¡Milagros de la Telepatía!”.

Por la misma época, fuertes sumas en dólares que había distribuido la revolución cubana entre los movimientos de liberación paraguayos habían desaparecido con los miembros de las comisiones de finanzas, para luego derrocharse en interminables noches de alegre jarana por capitales europeas como París o Estocolmo.

Celso Lucas Avalos Ocampos, sobreviviente de la guerrilla paraguaya del FULNA, recuerda que fueron abandonados por sus asesores militares brasileños debido a la huida con el dinero de los administradores, que habían recibido fondos para la liberación del Paraguay en La Habana. A sus 81 años, de los cuales lleva 44 -es decir, más de la mitad de su vida- viviendo exiliado en Buenos Aires, en su miserable abandono este ex guerrillero ciego es un testimonio más de lo poco que ha cambiado la situación en Paraguay luego del "histórico" triunfo del cura Fernando Lugo, el 20 de abril del 2008.

Sin embargo, la prensa cubana y sus agencias noticiosas no pierden oportunidad para deslizar falacias sobre el cura Fernando Lugo, hoy cabeza del gobierno derechista y reaccionario de Paraguay, aliado de la Colombia de los narco-paramilitares y comprado por la embajada norteamericana a través del oro de USAID.

Una fuerza de Ocupación extranjera

Desde el principio de su gestión, el gabinete del cura Fernando Lugo estuvo integrado por usurpadores que se autodenominan “sociedad civil”, también eternos vividores de la embajada norteamericana de Asunción, instalados en las llamadas ONG, cuyos miembros se eligen a sí mismos y que, con tan débil respaldo popular, reclaman la totalidad de la representación social y por ende, funciones, derechos y privilegios que corresponden a entidades legítimas.

Es conocido que la CIA utiliza para financiar sus redes globales no gubernamentales un gran plantel de fundaciones, algunas ficticias, otras reales. Un ex agente de la CIA, Philip Agee, no solo acusó de ser operativo de la inteligencia norteamericana al tío del actual cura presidente de Paraguay, Epifanio Méndez, sino también describió en detalle las actividades antidemocráticas de esa organización en su libro “Inside The Company”.

Tiempo atrás describí como a través de la telaraña imperial estos grupos impulsaron, junto con la prensa vinculada al NED, la candidatura del cura Fernando Lugo, destacándose en el proceso grupos como Pmas o Tekojoja, ambos mampara de las ONG Gestión Local y Casa de la Juventud, vinculadas a USAID.

Sin embargo, la mayoría de los políticos paraguayos de la vieja guardia anticomunista, siguen viendo a estos grupos que abogan por intereses norteamericanos como supuestos “izquierdistas y marxistas” como en los tiempos en que podían añadir a estos adjetivos el de “vendidos al oro de Moscú”.

El error viene a ser el mismo que cometieron durante las postrimerías del régimen neo nazi y pro-norteamericano de Alfredo Stroessner, cuando calificaban de “comunistas” a personajes que no dan la talla, como Aldo Zucolillo y Humberto Rubin. Hoy saben que en aquel entonces estaban cometiendo una injusticia, acusando de estar vendidos al oro de Moscú a dos personajes que ya para entonces recibían fuertes sumas en dólares del National Endowment for Democracy, y se encontraban bajo protección de la CIA y de USAID, tanto que los recibía en audiencias el mismo vicepresidente George Bush.

Estos propagandistas y ONG vinculadas al luguismo han demostrado ser tan versátiles que luego de haber pasado del oro de Moscú al oro de USAID, pueden darse el lujo de volver a venderse al oro de Caracas, Teherán o La Habana.

Ya lo advirtió la filósofa de la política Hannah Arendt, el revolucionario más radical se convertirá en un conservador el día después de la revolución.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.