Martes, 21 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 27 de febrero 2012
Trata de personas y explotación sexual en Argentina
Las cifras demuestran que son pocas las mujeres que eligen prostituirse
Por Maximiliano Sbarbi Osuna
Translate

La sociedad tiende, en general, a diferenciar entre prostitución voluntaria y forzada. Sin embargo, un 70% de las personas que ejercen esta actividad lo hacen bajo un sistema de explotación. ¿Existe conciencia en Argentina sobre la relación entre la trata de personas y la prostitución? ¿Qué cambios produce el juicio por la desaparición de Marita Verón?

Susana Trimarco logró que se aprobara una ley de prevención y sanción de la trata en 2008, y que se creara un programa nacional para prevenir este delito y sobre todo para asistir a las víctimas.

La madre de Marita llegó a enfrentarse a los ex gobernadores de Tucumán y La Rioja, a sus secretarios de Seguridad, a las mafias de la trata y a jueces que intentaron desviar la causa.

Luego de obtener datos de que su hija había sido vendida a un prostíbulo de La Rioja, Trimarco se hizo pasar en 2003 por una ex prostituta que buscaba reclutar jóvenes y viajó hasta el corazón mismo de las organizaciones criminales y logró establecer contactos con otras mujeres que compartieron el cautiverio con Marita.

Además, creó una fundación, por medio de la cual logró rescatar a 129 personas secuestradas.

La polémica por la prostitución

La ley 26.364, que establece la trata de personas como delito federal, fue un avance promovido por Trimarco, pero es insuficiente, dado que establece una diferencia entre prostitutas menores y mayores de edad.

De esta manera, las mayores de 18 deben probar que no están por su propia voluntad y que han sido secuestradas, lo que es difícil dado que muchas veces se encuentran amenazadas.

Esta ley se basa en la idea de que hay una prostitución elegida como opción de trabajo y otra en la que las mujeres son raptadas. Pero las cifras demuestran que son pocas las mujeres que eligen prostituirse, dado que muchas ingresan a ese mundo engañadas con propuestas de trabajo falsas.

Además, existen mujeres que no están desaparecidas pero sí se encuentran dentro de las redes de trata, ya que no viven en cautiverio, porque en varios casos se les permite regresar a su casa y criar a sus hijos. Pero luego deben volver a ser explotadas sexualmente.

Generalmente, estas víctimas están amenazadas y son de bajos recursos, con lo que no cuentan con una efectiva protección estatal y deben permitir su propia explotación para subsistir.

Por otro lado, los prejuicios sociales juegan en contra de las mujeres que se prostituyen, ya que se suele minimizar la cantidad de mujeres que ejercen la prostitución forzada.

Además, existe un círculo, en el que ingresan muchas mujeres, que consiste en que una vez retiradas de la actividad se convierten ellas mismas en secuestradoras y obligan a las jóvenes a ejercer la prostitución.

El Juicio

A mediados de febrero comenzó el juicio por la desaparición de Marita Verón. Se prevé que va a durar más de cuatro meses porque deben declarar 165 testigos.

Los imputados son 13, pero ninguno de ellos son altos funcionarios que Trimarco había denunciado como cómplices de las mafias.

El ex gobernador de Tucumán Julio Miranda y el de La Rioja Ángel Masa fueron acusados por la madre de Marita como personas poderosas que desviaron la investigación, junto con el juez Walter Moreno y el ex Subsecretario de Seguridad de Tucumán Julio Díaz.

Este último fue señalado como socio de los proxenetas riojanos que mantuvieron secuestrada a Marita.

Los efectos de la lucha de Trimarco

La complicidad de las autoridades, que quedó evidenciada en este caso, forzó al Ministerio de Justicia a crear la Oficina de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata que, según datos oficiales, desde 2008 logró liberar a 3.000 personas.

Un informe publicado por la Oficina reveló que la mayoría de los casos de secuestros con fines de explotación sexual se producen en las provincias de Tucumán, La Rioja, Catamarca, Salta y Santiago del Estero.

Además, de 93 expedientes judiciales por trata de personas en esas provincias, 77% de las víctimas eran mujeres, 64% eran casos de explotación sexual y 70% eran captadas bajo promesas de trabajo.

Con lo que se concluye que existen un 23% de hombres raptados y forzados a ejercer la prostitución, de los que aun no se habla.

Próximos pasos

El Senado ya aprobó una modificación de la ley de la prevención y sanción de la trata, que protegería a las prostitutas mayores de edad. Pero, aun falta que se discuta en Diputados.

Con respecto al juicio, la lucha de Susana Trimarco llevó a sacar a la luz la complicidad de las altas esferas de poder con las mafias de los secuestradores. Pero, es improbable que la investigación vaya más allá de los responsables materiales y pequeños cómplices porque para desmontar a estas poderosas redes habría que remover demasiado profundo y no existe la voluntad política para hacerlo.

Además, los defensores de los proxenetas riojanos utilizarán la estrategia de desacreditar a la familia Verón e intentarán demostrar que Marita se prostituía por voluntad propia.

Una idea que no se ha debatido, pero que en Suecia se puso en práctica con éxito, es penalizar a los clientes y no a las personas que ejercen la prostitución. Esta medida es polémica porque engloba a todas las personas que utilizan los servicios de las prostitutas voluntarias.

Pero, como recalcan las organizaciones que defienden de la trata a las personas vulnerables, es escaso el número de prostitutas libres y por otro lado toda forma de trabajo sexual esconde una forma de violencia por parte del proxeneta y, en la mayoría de los casos, está basada en la desigualdad de sexos.

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.