Domingo 19 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 7 de Agosto 2013
Recolonización de África en el Siglo XXI
Los proyectos transcontinentales de China avanzan hacia la creación de bloques económicos regionales, aumentado la capacidad de las naciones africanas de crear espacio frente a las potencias occidentales y negociar mejor
Por Gustavo Adolfo Vargas
Translate

La crisis financiera generada en los Estados Unidos y la actual crisis europea, afecta a uno de los centros de poder global como es la Unión Europea, por primera vez en la historia, es dominada y dirigida con mano férrea por Alemania.

Fruto de tal situación, la cooperación europea se ha reubicado en otras regiones del planeta como África, que por su cercanía geopolítica y nuevos planes estratégicos obtiene mayor relevancia, bajo una tendencia de derechización extrema de sus élites.

Destaca la radicalización de las soluciones para mantener una hegemonía global y salir del escenario de la crisis financiera-energética a costa de los Estados pequeños y sus recursos naturales.

Otro claro ejemplo es el tendiente resurgimiento de modelos socio económicos similares, que en un cercano pasado se confrontaron a gran escala con el capitalismo. Para muchos esa lucha ideológica terminó junto al sistema socialista en el Siglo XX; sin embargo, más allá de la arenga aún persiste.

Tal escenario no es nada novedoso en las relaciones internacionales. Algo que parece confundir a los analistas es que la vieja Guerra Fría aún existe, mientras la nueva Rusia coexiste con Occidente basada en un amplio abanico de intereses, pero al mismo tiempo se enfrenta a diversas realidades geopolíticas en el planeta.

Igual de complejas se tornaron las relaciones de interés entre la Unión Europea y Rusia. El primero observaba a la Rusia post-soviética, el segundo hoy ve a Europa en profunda crisis comparándola desfavorablemente en base a sus intereses en Asia, supuestamente el futuro norte de la actividad económica internacional.

Empero, China tiene intereses más grandes en África que Rusia. Ha superado a Estados Unidos y a Europa como mayor socio comercial de África (160.000 millones de dólares) en donde sus empresas el año pasado invirtieron 15.000 millones.

China se interesa por los minerales de los países africanos occidentales, septentrionales y centrales y el petróleo, quien también es un importador clave de productos chinos. Productos agrícolas de Chad, Malí, Benín y Burkina Faso proveen a la masiva industria textil de China. Nigeria figura como el principal consumidor (42%).

Como señala el artículo de Global Times, Pekín comprende a cabalidad que Occidente se proyecta a una estrategia de contención en África, recuperando el control de las antiguas colonias en las que China avanza. Occidente no puede competir equiparando su oferta de una relación más amplia con las naciones africanas.

Los proyectos transcontinentales de China avanzan hacia la creación de bloques económicos regionales, aumentado la capacidad de las naciones africanas de crear espacio frente a las potencias occidentales y negociar mejor. El espectro que persigue a Occidente no es tanto al Qaida como su incapacidad de igualar la oferta china de una negociación y una relación amplia con los Estados africanos.

En comparación, la política rusa en África carece de enfoque e interés sostenido. El ex presidente Dmitry Medvedev intentó revertir la tendencia e incluso nombró a un enviado especial para asuntos africanos a fin de inyectar nueva energía y contenido a la diplomacia rusa, quien según Medvedev, está demasiado rezagada en su actividad en África.

Mientras Europa, de la mano de Estados Unidos se apresta para asaltar lo que fueron sus colonias, The Washington Post, reveló que la injerencia estadounidense es cada vez mayor y directa en África. El Pentágono realiza operaciones con drones desde las Islas Seychelles y que a finales del 2011: “edificaba un centro secreto en Etiopía para frenar la amenaza islamista que se cierne sobre la vecina Somalia”.

Jeremy Scahill, periodista de The Nation, en agosto del año pasado divulgó la existencia de un Guantánamo versión africana: una prisión secreta en Mogadiscio, “enterrada en el sótano de la Agencia Nacional de Seguridad de Somalia” y que “ciudadanos residentes en la vecina Kenia han sido trasladados a este centro de interrogación”.

*Diplomático, jurista y politólogo

Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.