Miércoles, 22 de Mayo de 2019
¡Hola!
Puedes iniciar sesión,
si no tienes cuenta crea una
publicidad

 
actualizado 21 de nov. 2013
El Canal: nuestro tropiezo histórico
No se puede hablar de un mega-proyecto nacional, cuando ni siquiera se ha consultado a la población que se verá afectada
Por Surama Flores*
Translate
Por ser un tema de suma importancia para nuestro país y por la controversia sobre la forma opaca, sin licitación, en que se adjudicó su concesión, y la magnitud potencial del daño ecológico, consideramos vital para el país y la nacionalidad seguir analizando la anunciada construcción del quimérico Canal Interoceánico.

En semanas recientes, el presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP), José Adán Aguerri, reconoció que “hay suficiente capacidad técnica de las empresas de China”, para ejecutar la obra que uniría al Pacífico con el Caribe; y agregó que tiene esperanzas de que “los encargados del proyecto tengan en cuenta el respeto por el medio ambiente”. (En esto último, China no ha sido sobresaliente, todo lo contrario).

HKND Group es la firma concesionaria del proyecto, está registrada en Islas Caimán y es propiedad del empresario chino Wang Jing.

No creemos que sea posible obliterar el hecho de que este proyecto cede durante 100 años parte del territorio soberano; ni la infamia vendepatria de quienes pretender otorgar la concesión. No será nunca ponderada ni responsable, una posición que aborde la capacidad técnica de construir un Gran Canal, sin enfatizar suficientemente la capacidad real de evitar daños ambientales.

Ante esto hemos buscado información de algunos expertos en temas de lagos y medio ambiente.

El prestigiado Dr. Jaime Íncer Barquero, ha insistido en que el Río San Juan no es una ruta canalera, y en los peligros que entraña destruir el reservorio de agua que significa el Lago de Nicaragua con su flora y su fauna.

El profesor Salvador Montenegro Guillén, del Centro para la Investigación de los Recursos Acuáticos de Nicaragua (CIRA-UNAN), y especialista en limnología (estudio científico de lagos y lagunas) y gestión integrada de cuencas, sostiene que el Lago Cocibolca corre potenciales riesgos si se construye un canal interoceánico que lo atraviese, ya que estaría expuesto a un derrame tóxico. “Basta un evento, accidental o deliberado, para perder el agua potable y de irrigación para el futuro desarrollo nacional”, asegura Montenegro.

“El diseño básico del canal que se propone, es el mismo que fue concebido hace 130 años por el Cuerpo de Ingenieros de Estados Unidos, que considera atravesar el Lago Cocibolca, que, desafortunadamente, es el peor escenario posible por la natural fragilidad ambiental de este lago en particular”, señala Montenegro.

El Gran Canal de Nicaragua está concebido para ser más amplio que el de Panamá, uniría los océanos Pacífico y Atlántico, estaría acompañado de un oleoducto y una ruta seca, dos puertos de aguas profundas, dos aeropuertos y dos zonas francas, a un costo gigantesco de cuarenta mil millones de dólares, según estimaciones oficiales.

La Comisión del Proyecto de Desarrollo del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, creó un comité técnico asesor compuesto por dos representantes del COSEP, uno de la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AMCHAM), uno del Consejo Nacional de Universidades (CNU) y un ambientalista.

El objetivo del comité será asesorar a la Comisión desde el punto de vista de las empresas privadas de Nicaragua, dijo el asesor de Políticas Públicas de la Presidencia, Paul Oquist.

La Comisión también decidió integrar a dos nuevos miembros: el mayor general Oscar Balladares, jefe del Estado Mayor del Ejército de Nicaragua, y al subdirector de la Policía Nacional, comisionado general Francisco Díaz.

Pero no se puede hablar de un mega-proyecto nacional, cuando ni siquiera se ha consultado a la población que se verá afectada. No se puede dar patente de corso a un mega-proyecto que estaría facultado para expropiar, que trastornaría el hábitat y con ello los medios de producción de los pobladores, que afectaría la autonomía de los pueblos indígenas… no se pueden imponer cifras sobre realidades vivas.

*Miembro de la red de Hagamos Democracia
Comentarios
El diario La Jornada insta a los lectores a dejar sus comentarios o quejas al respecto del tema que se aborda en esta página, siempre guardando un margen de respeto a los demás. También instamos a reportar las notas que no sigan las normas de conducta establecidas. Donde está el comentario, clic en Flag si siente que se le irrespetó.
 
©2012 La Jornada. Una empresa del grupo Arévalo-Garméndez. All Rights Reserved.