Colombia dice a Nicaragua que “defenderá integridad” de sus archipiélagos

0
Bogotá mantiene posición que sólo el Congreso podría modificar sus fronteras.

1

Colombia enfatizó este jueves que “seguirá defendiendo la integridad” de sus archipiélagos San Andrés y Providencia y sus derechos ubicados en el mar Caribe, al hacer referencia a los argumentos introducidos el miércoles 28 de septiembre pasado por Nicaragua, ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Bogotá a través de su Ministerio de Relaciones Exteriores, enfatizó a través de un comunicado de prensa, que el documento introducido por Nicaragua, es en relación a “los plazos establecidos por la Corte Internacional de Justicia para el proceso que comenzó en 2013”, y esto no tiene nada nuevo, dijeron desde esa nación sudamericana.

“Se trata de un documento que desarrolla una de las dos pretensiones contenidas en la demanda presentada por Nicaragua. Sobre la otra pretensión, la Corte decidió que no tenía competencia en razón a las excepciones preliminares presentadas por Colombia”, agregó la cancillería.

Nicaragua pide a la CIJ delimitar frontera

La memoria introducida por el agente Carlos Argüello, en representación de Nicaragua ante la CIJ, realiza la solicitud para que se delimite su plataforma continental superior a las 200 millas náuticas desde las costas nicaragüenses, manifestación que la descarta Colombia.

La Ministra de Relaciones Exteriores, María Ángela Holguín, subrayó que Managua “había solicitado un régimen compartido en la zona” mientras la CIJ tomaba una decisión.

“La Corte le contestó que no asumía esa competencia. Quedó reducida a un solo punto que es el de la delimitación más allá de las 200 millas”, agregó la colombiana.

Leer también: Nicaragua pide a La Haya delimitar territorio del Caribe con Colombia

El pegón de la delimitación

La expresión de Bogotá es que la plataforma del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina “se une incuestionablemente con la plataforma continental que tiene la costa caribe colombiana” que logra una extensión en rumbo al noroeste y hacia el Archipiélago en un rango de 200 millas.

El fallo de la CIJ donde se redefinen las fronteras marítimas entre Nicaragua y Colombia, es considerado inaplicable debido a que los límites de ese país sudamericano sólo el Congreso los podría modificar, y ese es el pegón de este asunto, de acuerdo a la posición de Bogotá.

Ante la argumentación introducida por Nicaragua en el caso de la plataforma continental extendida, Colombia ahora podría meter una “contramemoria o libro blanco”, dijo la Canciller Holguín.