¿Qué se puede esperar de 2017?

0

Madrid/Buenos Aires – Si 2016 fue un año convulso, 2017 está por ahora lleno de importantes interrogantes. ¿Cumplirá Donald Trump con sus promesas de campaña cuando llegue a la Casa Blanca? ¿Habrá países europeos gobernados por la extrema derecha? ¿Qué pasará en Cuba tras la muerte de Fidel Castro? ¿Terminará el conflicto sirio?

A continuación, dpa repasa las principales incertidumbres:

EEUU

Donald Trump llegará a la Casa Blanca el 20 de enero y a partir de entonces empezarán a despejarse incógnitas. Habrá que ver qué ocurre con los indocumentados, las deportaciones y el muro que prometió en la frontera con México. También aseguró que desmontaría la reforma sanitaria de Barack Obama y está en el aire el compromiso de Estados Unidos con la lucha contra el cambio climático y los tratados comerciales internacionales. En campaña Trump amenazó con dar marcha atrás a la política de reconciliación con Cuba y tras ser elegido indignó a China con sus declaraciones sobre Taiwan. Las relaciones con la Rusia de Vladimir Putin, sin embargo, podrían mejorar.

FRANCIA

La primera vuelta de las elecciones presidenciales será el 23 de abril y la segunda el 5 de mayo. Con el Partido Socialista en mínimos, se teme que la ultraderechista Marine Le Pen pase a una segunda ronda en la que podría batirse con el candidato conservador, François Fillon. Si Le Pen llegase al Palacio del Elíseo supondría una tremenda conmoción para todo el continente.

ALEMANIA

2017 estará marcado por las elecciones generales que se celebrarán en otoño (boreal) y en las que los alemanes deberán decidir si vuelven a depositar su confianza en la canciller Angela Merkel para que siga al frente del país en el que sería su cuarto mandato. En esta ocasión los partidos tradicionales deberán hacer frente al auge del populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD), que ha sabido capitalizar el descontento de los alemanes con la política migratoria del Gobierno, después de que en 2015 llegaran al país cerca de 900.000 refugiados, y que según los últimos sondeos se alza ya como la tercera fuerza política del país. El atentado contra un mercado navideño de hace una semana también le da alas.

HOLANDA

El 15 de marzo habrá elecciones parlamentarias en los Países Bajos y se avecina un cambio de Gobierno. Según los pronósticos, la gran coalición de liberales de derechas y socialdemócratas perderá la mayoría y el partido del euroescéptico y xenófobo Geert Wilders registrará un importante avance.

ITALIA

Tras el fracaso del referéndum constitucional y la dimisión de Matteo Renzi no se sabe qué sucederá en 2017. Por ahora hay un nuevo Gobierno encabezado por Paolo Gentiloni, a quien designó el presidente del país para sustituir a Renzi. No está claro si el próximo año se convocarán elecciones anticipadas, como pidieron los ultraderechistas de la Liga Norte y los populistas del Movimiento Cinco Estrellas, estos últimos muy bien colocados en los sondeos.

BREXIT

El Gobierno británico quiere presentar su petición oficial de salida de la Unión Europea para finales de marzo. A partir de entonces habrá dos años para negociar cuestiones muy complejas sobre la futura relación entre Londres y Bruselas. Se especula que podría haber un acuerdo provisional. Pero el Gobierno de Theresa May está dividido sobre el objetivo que pretenden alcanzar en las negociaciones. ¿Mantener el acceso al mercado libre o controlar la inmigración? La UE no está dispuesta a concederles ambas cosas.

SIRIA/IRAK

La milicia terrorista Estado Islámico (EI) sufrió derrotas estratégicas en Siria y sobre todo en Irak. Pero aunque continúe perdiendo territorio, se cree que los yihadistas seguirán perpetrando atentados. Siria se adentrará seguramente en otro año de guerra civil, aunque las fuerzas de Bashar al Assad controlan cada vez más territorio.

CUBA

El fallecimiento de Fidel Castro a finales de 2015 pone en primer plano el debate sobre la necesidad urgente del relevo generacional en el Gobierno en medio de una recesión económica y con el aliado venezolano en crisis política. En estos difíciles escenarios el foco estará puesto en el ritmo que tengan las reformas que está emprendiendo el presidente cubano, Raúl Castro.

COLOMBIA

Las principales incógnitas son el proceso de entrega de armas por parte de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y la implementación del acuerdo de paz entre el Gobierno y esa guerrilla. Se espera que para mayo estén desmovilizados casi 6.000 guerrilleros y aprobados los 11 paquetes legislativos necesarios para garantizar la aplicación del texto. Dichos paquetes incluyen leyes que permitirán la amnistía para aquellos miembros que no hayan cometido delitos de lesa humanidad, la participación en política de las FARC y la ejecución de programas de reinserción a la vida civil de quienes hayan dejado las armas. Además, comenzará una contienda política intensa para las presidenciales de 2018 con la inclusión del movimiento que dará voz a las FARC y la insistente oposición desde el partido de derecha radical Centro Democrático, liderado por el ex presidente y senador Álvaro Uribe.

BRASIL

La situación seguirá siendo explosiva en 2017 en el país más grande de América Latina, después del «annus horribilis» de la destitución de la presidenta Dilma Rousseff. La mayor amenaza para la clase política está vinculada a dos palabras: «Lava Jato». La investigación anticorrupción tiene en la mira a decenas de políticos, entre ellos al ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. Pero también el nombre del sucesor de Rousseff, Michel Temer, ha sido mencionado en las denuncias de «Lava Jato», en medio de la grave crisis económica. Eso alimenta las especulaciones sobre si el impopular presidente podrá llegar al final de su mandato en diciembre de 2018.

MÉXICO

La llegada de Trump a la Casa Blanca será para México un factor de incertidumbre en 2017. Su amenaza de revisar o retirar a Estados Unidos del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, de construir un muro en la frontera y expulsar a millones de migrantes afectan al país de manera directa. A nivel nacional, los motores empezarán a calentarse para las elecciones de 2018 para suceder al presidente Enrique Peña Nieto. Habrá comicios regionales en cuatro estados, pero uno de ellos será fundamental: el del Estado de México, terruño de Peña Nieto, donde hasta ahora siempre ha gobernado el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Si el PRI pierde esas elecciones en el estado con mayor número de votantes de todo el país, llegaría gravemente herido a las presidenciales.

1 COMENTARIO