César Zamora aconseja que Nicaragua no compre servicios de cabildeo en Washington

0
Afirma que estos servicios son bien caros y al final los nicaragüenses terminan haciendo todo el trabajo, dijo el empresario César Zamora. El gobierno de Daniel Ortega contrató los servicios de cabildeo ante la posible aprobación de la Ley Nica Act.

El presidente de la Cámara de la Energía de Nicaragua (CEN), César Zamora Hinojos, recomendó no contratar los servicios de una empresa de cabildeo de cara a evitar la aprobación de la polémica Ley Nica Act, o sus represalias a los habitantes de este país centroamericano.

Dicha compañía no garantiza lograr el éxito en Washington, dijo Zamora durante el programa televisivo Jaime Arellano en la Nación (Canal 15), «el cabildear en Washington hoy es una mala palabra», dijo el empresario de la energía, quien si mira altos cobros en estos servicios.

«Mi experiencia con cabildeadores es de cuando trabajé en 1992 y el gobierno de doña Violeta (Barrios de Chamorro) contrató a una firma que le costaba al país unos 30 mil dólares mensuales, al final los que trabajábamos en la embajada terminamos haciendo todo el trabajo porque ellos no conocían Nicaragua», dijo.

«En (Washington) DC funciona más la influencia que la fuerza», dijo Zamora, quien relató sobre una segunda oportunidad que tuvo cuando estuvo trabajando, esta vez en el gobierno de Arnoldo Alemán Lacayo, y en la embajada de Nicaragua en la capital de Estados Unidos que estaba a cargo del ex embajador Francisco Xavier Aguirre Sacasa.

Leer también: Ortega contrata servicios de cabildeo ante el Congreso EEUU de cara a Ley Nica Act

«Quiero decirte algo que yo vi, la última reforma migratoria en Estados Unidos la consiguió el embajador Aguirre Sacasa. Lo hizo solo. Él al llegar de embajador salió del grupo cabildeador por falta de presupuesto» y «con sus influencias logró convencer a una administración demócrata y al Congreso con mayoría republicana para que aprobara el NACARA para los nicaragüenses», dijo Zamora.

El empresario nicaragüense aclaró que la situación que existió entre él y la ONG Freedom House, que lo señalaba de ser parte de una lista de posibles corruptos ya se ha solucionado, y afirmó que el capítulo ha sido cerrado.

Leer también: Embajadora EEUU en Nicaragua alerta posible aprobación de Nica Act por respaldo a Maduro