Asamblea Nacional descarta aprobar polémica iniciativa de ley en salud

0

El presidente de la Asamblea Nacional de Nicaragua, Gustavo Porras, aseguró que la polémica iniciativa de ley que pretendía controlar los nacimientos por cesáreas en el país mediante medidas punitivas no será aprobada por el legislativo.

En declaraciones a medios de comunicación, Porras sostuvo que la denominada ‘Ley del Nacimiento Humanizado’ propuesta por los diputados del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) no será presentada al plenario, ni tampoco remitida a la Comisión de Salud.

Esta es una iniciativa que ha creado inestabilidad y una sensación de amenaza a los galenos y a los trabajadores de la salud, expresó el presidente del Parlamento, en alusión al rechazo y la crítica que recibió en todo el país la propuesta del PLC por parte del gremio médico.

‘La junta directiva (de la Asamblea) ha discutido a fondo esta situación y ha decidido no darle pase y rechazar esta ley, no pasarla al orden del día y ahí se acaba la amenaza que sentían los médicos, las enfermeras, las auxiliares, los técnicos de la salud’, puntualizó.

Según Porras, del Frente Sandinista de Liberación Nacional, la iniciativa del PLC solo prometía tres años de cárcel a decisiones médicas que le corresponden tomar a quienes están facultados para ello y a la familia en conjunto.

Asimismo, señaló que la junta directiva consideró que ningún médico podría tomar el mejor procedimiento teniendo como amenaza una ley como la propuesta por el PLC.

La Asociación Médica Nicaragüense y la Sociedad Nicaragüense de Ginecología y Obstetricia, en representación de más de 30 asociaciones médicas, se presentó la víspera ante el presidente del Parlamento y la junta directiva para solicitar el retiro y la caducidad de dicha iniciativa de ley.

El gremio médico considera que lo promovido por el PLC atenta con la integridad de madre e hijo y agrede la labor de los trabajadores de la salud.

Propuestas como esta lesionan la confianza de la población, depositado en el gremio, lo que afecta directamente la relación médico-paciente, y por ende tiene repercusiones en la salud pública nacional, manifestó el presidente de la Asociación Médica Nicaragüense, José Villanueva.

Por otra parte, la mencionada iniciativa incluía reformas a la Ley 779 y al Código Penal, pero estas tampoco serán debatidas por los legisladores.