Sinapred brinda recomendaciones ante entrada del invierno

0

El Sistema Nacional para la Prevención Mitigación y Atención a Desastre (SINAPRED) brinda recomendaciones ante el periodo lluvioso en Nicaragua este año 2018.

En los últimos días se han registrado fuertes lluvias a nivel nacional debido a una vaguada y bajas presiones atmosféricas.

En este sentido, el Doctor Guillermo González, Ministro-Director de Sinapred, indicó que las medidas son de carácter preventivo de modo que las lluvias que se presenten durante el invierno no representen peligro para las familias.

Durante este periodo se esperan la presencia de tormentas tropicales y huracanes en la actual temporada del invierno.

Las lluvias ya se han instalado oficialmente en Nicaragua con una primera fase o un régimen de lluvias normales, entre un 15 por ciento por encima o por debajo de la lluvia normal.

Realizar asambleas municipales con los gabinetes de las familias, comunidad y vida, para promover las acciones; desarrollar tareas de limpieza domiciliares y comunitarias para reducir el impacto de las lluvias.

Asi mismo hacer actualización de conocimientos para que la población pueda identificar situaciones de emergencia; y actualización de los planes de respuestas municipales, departamentales y regionales, haciendo énfasis en las rutas de evacuación.

Asimismo, hizo referencia a los mapas de inundaciones, deslaves y a la temporada de huracanes, lo cual hay que tomar en cuenta y para ello hay que poner en práctica las medidas y recomendaciones brindadas.

«Aquí lo principal es prevenir, adelantarnos a las situaciones, las lluvias no las podemos evitar, conocemos el entorno donde vivimos, por lo tanto, lo que tenemos que actuar es muy masivamente, tomando las medidas que pueden proteger especialmente en las familias, aquellos que son más frágiles los niños y los ancianos», dijo.

A las familias nicaragüenses se les recomienda realizar el reconocimiento de los riesgos a que están expuestas las familias; identificar las personas y familias con mayor nivel de vulnerabilidad; desarrollar acciones que reduzcan el impacto de las lluvias (limpieza, drenaje, poda de árboles) y continuar las campañas de sensibilización para evitar problemas futuros.