Niño migrante tico fue salvado en desierto de Arizona a 100 °C FARENHEIT

0

Un milagro hizo posible el rescate la tarde del martes de un niño tico migrante de seis años abandonado por un tío en Luckeville, desierto de Arizona, bajo temperaturas de más de 100 °C Farenheit, confirmaron autoridades migratorias de EE.UU. El entorno en que fue hallado el compatriota es despiadado, advirtieron.

El niño fue rescatado por los agentes migratorios en Luckeville, Arizona, al norte de la frontera, ratificó el U.S. Customs and Border Protection.

El incidente pone de relieve los peligros que enfrentan los migrantes a manos de los contrabandistas. Los niños en particular son extremadamente vulnerables, no solo a la explotación, sino también a los elementos del medio ambiente, sostuvo la agencia norteamericana.

El desierto de Arizona es un entorno despiadado para aquellos que no están preparados para su terreno remoto, duro y clima impredecible. La Patrulla Fronteriza aconseja a cualquier persona en peligro que llame al 9-1-1 o que active un faro de rescate lo antes posible, añadieron las autoridades estadounidenses.

Según dichas autoridades, el menor respondió a los agentes que fue dejado en el lugar por uno de sus tíos, quien en la frontera le solicitó que continuara solo, porque en algún momento sería rescatado.

El menor fue llevado a Tucson para los respectivos trámites.

Mabel Segura, Cónsul General de Costa Rica en Los Ángeles, activó el protocolo de intervención inmediata para el manejo de situaciones de emergencia, informó la cancillería en San José.

No habló mucho

Segura realizó las coordinaciones correspondientes para lograr una comunicación directa con el menor y comprobar que está en un espacio seguro, tranquilo, tiene los cuidados necesarios y es abordado con todos los servicios sociales.

“El niño no habló mucho y no brindó mayores detalles, solamente indicó que vivía en Costa Rica y que realizó un viaje con su tío. Estamos atendiendo el caso de manera prioritaria y con abordaje integral. Afortunadamente se encuentra en buen estado”, dijo Segura.

El Consulado de Costa Rica en Los Ángeles tiene jurisdicción en 11 Estados, incluido el de Arizona, por lo que Segura se desplazó de inmediato al sitio, para atender la situación, amplió la Cancillería.

En el abordaje del caso –agregó– participan, además, la Cónsul Honoraria en Arizona, Carmen Bermúdez, y el Cónsul General de Costa Rica en Nueva York, Rolando Madrigal.

Los funcionarios pudieron comunicarse con la madre del menor y comprobar que reside en una ciudad de los Estados Unidos y se encuentra en una situación migratoria irregular.

Relaciones Exteriores aclaró que este caso en particular se refiere a un menor no acompañado y no guarda relación con la política estadounidense de separación de familias.

La declaración la hacen un día después que el presidente Trump revirtió una controversial orden de separar a padres y niños migrantes lo que desató una ola de protestas en el Congreso de EE.UU.

El Departamento Consular de la Dirección de Servicio Exterior del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto mantiene una estrecha comunicación con autoridades del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), con sede en San José, para conversar con los familiares del menor en Costa Rica, sostuvo Relaciones.

El niño será trasladado a un albergue y ahí se abrirá formalmente su expediente, comunicaron las autoridades estadounidenses.

Fuente: PuroPeriodismo.com