Crisis presiona calificación del Fitch Ratings sobre Nicaragua

0

La agencia internacional de calificación crediticia, Fitch Ratings advirtió que la creciente presión de liquidez y debilitamiento del desempeño económico relacionado a la crisis y las “perturbaciones económicas” que enfrenta Nicaragua seguirá elevando los riesgos para la estabilidad macroeconómica y financiera.

“La violencia, que ha provocado al menos 325 muertes, ha reducido la actividad empresarial y el empleo formal al tiempo que genera una gran incertidumbre macro. Miles de personas han abandonado el país para reclamar el estatus de refugiado en la vecina Costa Rica”, detalló en un comunicado.

La firma calificadora de riesgos Fitch rebajó la calificación de incumplimiento del emisor en moneda extranjera a largo plazo de Nicaragua a ‘B’ con panorama negativo.

Fitch ahora espera que la economía se contraiga aproximadamente un 2% este año, una revisión a la baja significativa de nuestro pronóstico para un crecimiento del 1,7% a partir de junio. El índice de actividad económica cayó un 4,2% interanual en julio, con desaceleraciones en la mayoría de los sectores clave.

La agencia explica que las finanzas externas han sido presionadas y las reservas internacionales netas se han reducido en USD673 millones a USD2,2 mil millones entre el 18 de abril y el 6 de septiembre (los últimos datos publicados disponibles). En consecuencia, la cobertura de las reservas internacionales netas de Nicaragua ha disminuido efectivamente en un mes de los pagos externos actuales, a 3.0 meses al 6 de septiembre frente a 3.9 meses en abril.

Una disminución en los depósitos del sistema bancario de casi USD1 mil millones, o 18% entre el 18 de abril y el 6 de septiembre, está impulsando principalmente la caída en la cuenta de capital.

Las exportaciones de bienes en caída también están presionando la cuenta corriente. El comercio exterior se ha visto afectado por la desaceleración en el sector manufacturero y agrícola, con un descenso de las exportaciones de 7.2% y 5.2% interanual, respectivamente, en el 1S18. Los recibos de remesas continúan apoyando la cuenta corriente; sin embargo, la contracción en el consumo y la inversión de capital (atenuando la demanda de importaciones) ha significado que el déficit comercial se ha ampliado solo marginalmente.

Presión internacional también incide

La presión diplomática internacional sobre la crisis también podría afectar directamente la capacidad de Nicaragua para acceder al financiamiento externo.

Cabe destacar que la legislación sobre sanciones pendiente en el Congreso de los Estados Unidos podría tener un mayor alcance que los proyectos de ley anteriores que apuntan a limitar el financiamiento multilateral. La Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Nicaragua de 2018 fue aprobada por el comité de relaciones exteriores del Senado de los Estados Unidos el 26 de septiembre con una versión similar pendiente en la Cámara de Representantes.

Reducción de inversión extranjera

El proyecto de ley promulgaría sanciones específicas a los funcionarios públicos nicaragüenses acusados de violaciones de derechos humanos y / o corrupción, reduciendo nuestras expectativas de inversión extranjera directa (IED) durante 2018-2020.

Las sanciones estadounidenses contra líderes políticos de alto rango aumentarán las incertidumbres políticas que pesan sobre la IED y probablemente serán un impedimento adicional para los inversionistas de EE. UU.

El proyecto de ley también instruye al Tesoro de los EE. UU. A votar en contra de las instituciones financieras internacionales que otorgan préstamos al gobierno de Nicaragua.

En particular, el mayor prestamista de Nicaragua es el Banco Interamericano de Desarrollo, y el proyecto de ley podría obstaculizar la aprobación de un nuevo programa de préstamos 2018-2022 a Nicaragua si un quórum suficiente de otros países miembros adopta una posición similar. Unos pocos países han pausado los desembolsos de préstamos y donaciones bilaterales desde junio por preocupaciones sobre abusos a los derechos humanos.