Delegación de organismo financiero internacional realiza visita al proyecto Mina La India

0

Una delegación de la Corporación Financiera Internacional (IFC), adscrita al Banco Mundial, realizó una visita al histórico distrito minero Mina La India, donde sostuvo una serie de encuentros con habitantes de Santa Cruz de La India y comunidades aledañas, quienes expusieron sus diferentes puntos de vistas sobre el trabajo que está desarrollando Condor Gold en cumplimiento de las normas de desempeño de dicha institución que enmarca buenas prácticas en derechos humanos, laborales y sociales de los ciudadanos de esa zona minera de Nicaragua.

El IFC es socio de Condor Gold, compañía de origen británico que cotiza en la bolsa de valores de Londres y Canadá y que en Nicaragua desarrolla el proyecto Mina La India, en el municipio de Santa Rosa del Peñón, departamento de León.

Este miércoles 21 de noviembre la delegación de la IFC participó en una asamblea pública realizada en la cancha deportiva de Santa Cruz de La India con la presencia de pobladores de esa comunidad y de otras comarcas vecinas como El Bordo, El Carrizal y Agua Fría.

La mayoría de los habitantes de Santa Cruz de la India expresó su respaldo a la ejecución del proyecto Mina La India, porque consideran contribuirá al desarrollo socioeconómico de esa zona del Corredor Seco de Nicaragua.

Durante los encuentros que sostuvo la delegación de IFC, los pobladores de la zona destacaron los beneficios que han obtenido en estos años a través del programa de responsabilidad social que impulsa Condor Gold, y la importancia del proyecto Mina La India para generar empleos y desarrollo económico en este distrito minero histórico.

La delegación del IFC también se reunió con el gerente general de Condor Gold, ingeniero Aiser Sarria Sirias quien explicó el proceso que ha llevado adelante la empresa en Nicaragua cumpliendo fielmente las Normas de Desempeño, especialmente lo referido a Sostenibilidad Ambiental y Social del IFC, así como de las normas y legislaciones nacionales e internacionales, establecidas para la ejecución del proyecto Mina La India.

Sarria aclaró que se ha cumplido con todos los procedimientos durante el proceso de exploración y prospección geológica para evitar afectaciones al medio ambiente en la zona de incidencia del proyecto.

Durante la reunión, el gerente general de Condor Gold Nicaragua brindó los detalles del proceso de comunicación, amplio, transparente y participativo que la empresa ha desarrollado con los habitantes, organizaciones sociales locales, y líderes comunitarios y religiosos de la zona, a fin de escuchar las opiniones e inquietudes en relación al proyecto Mina La India.
Sarria dijo que como resultado de ese proceso de retroalimentación y consultas realizado durante varios meses, se elaboró una nueva propuesta del proyecto Mina La India, que entre otras cosas establece que no habrá reasentamiento de las familias que habitan Santa Cruz de la India y comunidades aledañas, ni se desviará la carretera que une a León con San Isidro. Además, los cementerios se mantendrán en sus mismos puntos.

La delegación del IFC conoció que los detalles de la nueva propuesta para desarrollar el proyecto fueron presentados durante la Audiencia Pública realizada el 13 de julio pasado en Santa Cruz de La India, con la participación de unas 800 personas habitantes de esa comunidad y de otras comarcas vecinas, como Agua Fría, Nance Dulce, El Carrizal y El Bordo, y la presencia de autoridades municipales y del Ministerio de Recursos Naturales y del Ambiente (MARENA).

Condor Gold es una empresa de origen británico de exploración y producción de oro, que en Nicaragua desarrolla Mina La India, donde se tiene previsto una producción anual de 75,000 onzas de oro, lo que la convertirá en la segunda mina más grande del país.

La nueva mina creará aproximadamente 1,000 empleos durante el período de construcción con prioridad dada a los pobladores de las comunidades locales en donde prevalece un alto nivel de pobreza por ubicarse en el corredor seco de Nicaragua. La inversión inicial de aproximadamente US$ 120 millones tendrá un impacto positivo significativo en la economía. El país y las comunidades locales se beneficiarán significativamente de futuros impuestos.