OEA aprueba resolución que desconoce segundo mandato de Maduro en Venezuela

0
El Consejo Pemanente de la OEA se reúne en sesión extraordinaria el jueves 10 de enero de 2019 para analizar y condenar el nuevo mandato de Nicolás Maduro, que considera ilegítimo.

El Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos (OEA) aprobó el jueves una resolución de condena a la situación que atraviesa Venezuela, y que desconoce y cataloga de ilegítimo el segundo mandato que asume el mandatario Nicolás Maduro pese al rechazo internacional.

El texto de la resolución condenatoria, que critica entre otros temas la situación de derechos humanos y de los presos políticos, fue aprobada con 19 votos a favor, 6 en contra y 8 abstenciones.

La reunión, que comenzó poco después del horario previsto para las 11:00 a.m. en la sede de la OEA en Washington, se produce el mismo día de la toma de posesión de Maduro, tras las elecciones del pasado 20 de mayo.

El embajador de Estados Unidos en la OEA, Carlos Trujillo, aplaudió la resolución y dijo que “ya es tiempo de que la democracia retorne a Venezuela”.

“Hoy es un día importante para quienes luchan para preservar lo poco que queda de la democracia en Venezuela y de la credibilidad de la OEA”, dijo Trujillo. “Esta toma de posesión es resultado de una elección fraudulenta y ese es un paso que se aleja de la democracia por parte de un régimen que socava las instituciones democráticas y viola los derechos humanos”, declaró Trujillo.

Tras la votación, el representante de Chile ante la OEA dijo: ​”Tristemente en el día de hoy en Venezuela se prolonga en el poder, fruto de una elección ilegítima, un gobierno que ha optado por desmantelar el Estado de Derecho”.

“Lo que se avecina, es la naturalización de una dictadura, la profundización del aislamiento internacional, del quiebre definitivo de la economía venezolana y del colpaso humanitario”, agregó el diplomático chileno.

El representante ante el Consejo Permanente por Santa Lucía advirtió que la situación en Venezuela está generando problemas en la región y enfatizó en que no es una cuestión nacional, sino regional. El diplomático aseguró que su país “ha visto un influjo de armas y de drogas de origen venezolano, así como la entrada ilegal de venezolanos”.

“Una ruptura interna ha llevado a esto (…) Con la esperanza de que el momento de los caudillos haya pasado, instamos a que se regrese a Venezuela al poder económico que fue en el pasado y que se cumpla con el Estado de Derechos”, enfatizó el representante de Santa Lucía.

La reunión en la OEA fue convocada por el embajador y representante permanente de El Salvador, Carlos Calles Castillo, a solicitud de las delegaciones de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Paraguay y Perú, según indicó la convocatoria.

Poco antes del inicio de la sesión extraordinaria titulada “Situación en la República Bolivariana de Venezuela”, el representante venezolano y el de Nicaragua se opusieron a la reunión y dijeron que no acatarán sus resultados.

Nicaragua lo catalogó de “injerencista” y representantes de países como Bolivia y Belice se opusieron a aprobar por consenso la resolución.

El texto, basado en “el derecho de los pueblos de América a la democracia y la obligación de sus gobiernos de promoverlo y defenderlo”, parte de que la OEA declaró que el proceso electoral del 20 de mayo de 2018 en Venezuela “carecía de legitimidad”.

Tras la votación, delegados de Bolivia, Nicaragua y Venezuela reiteraron sus argumentos contra la resolución aprobada el jueves por la OEA.

“La resolución presentada hoy comete una insensatez jurídida, es un abuso de poder, es un crimen y agresión y es un golpe de Estado. Todo con el propósito de promover el caos y una intervención militar extranjera que destruiría no solo la paz de Venezuela, sino de la región. Esta resolución es un plan criminal que traerá para satisfacer la codicia de unos pocos”, dijo el representante de Venezuela en la sesión extraordinaria de la OEA.

Países miembros de la OEA sostienen que el proceso electoral que mantiene a Maduro en el poder no contó con la participación de todos los actores políticos venezolanos, inclumpliendo estándares internacionales y “sin contar con las garantías necesarias para un proceso libre, justo, transparente y democrático”.

El gobierno que lidera Maduro no admite las críticas y ha acusado de intromisión en sus asuntos internos las medidas de la OEA y de gobiernos como el de Estados Unidos, que ha tomado medidas para presionar la salida del sucesor de Hugo Chávez del poder.

“El presidente del Parlamento Europeo, el italiano Antonio Tajani, se unió el miércoles a los líderes de distintos países que se han comunicado con el nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN) de Venezuela, el diputado Juan Guaidó, para ratificarle su respaldo y reiterar que no reconocerá el nuevo mandato presidencial de Nicolás Maduro.

Por su parte, decenas de manifestantes salen a las calles de Caracas el jueves para apoyar al régimen de Nicolás Maduro y señalan que se sienten “felices” de que Maduro juramente como presidente reelecto.

Manifestaciones en apoyo a Nicolás Maduro

#ENVIVO Inicia la concentración de personas y las manifestaciones en apoyo a Nicolás Maduro, en #Caracas, a propósito de la toma de posesión del presidente #venezolano. Informa: Álvaro Algarra

Posted by Voz de América on Thursday, January 10, 2019

Maduro fustigó el miércoles a países del Grupo de Lima para que rectifiquen sobre la posición respecto a su gobierno, después de que la agrupación que incluye a Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, Guyana y Santa Lucía, lo instaron a que no asuma su segundo mandato.

El grupo solicitó que traspase el poder a la Asamblea Nacional hasta que se convoquen nuevas elecciones. México fue el único país que se negó a respaldar esa declaración.

Con la toma de posesión este jueves, Maduro iniciará un nuevo período presidencial previsto hasta el año 2025.

Las razones de la OEA para condenar a Maduro

El texto que se discutirá en la OEA el jueves reitera la “profunda preocupación por el empeoramiento de la crisis política, económica, social y humanitaria en Venezuela como resultado del colapso del orden democrático y las graves violaciones de los derechos humanos en ese estado”.

También alude a “la negligencia del gobierno de Venezuela en cuanto al cumplimiento de las normas interamericanas fundamentales de derechos humanos y democracia”.

La masiva emigración venezolana es otro de los temas el jueves en la OEA, en momentos en que no se pone fin a las causas que lo producen, entre ellas el colapso del sistema de salud y la carencia de alimentos.

“El éxodo de los venezolanos está teniendo un impacto en la capacidad de los países de la región para satisfacer sus necesidades humanitarias y plantea desafíos para la salud pública y la seguridad”, indica el proyecto de resolución.

A la vez, busca condenar “en los términos más enérgicos” los arrestos arbitrarios de los que se oponen, la falta de garantías procesales y la violación de otros derechos humanos de los presos políticos por parte del gobierno de Venezuela.

El texto, que alude a la intención del organismo de continuar usando vías diplomáticas para promover el diálogo y resolver la crisis, expresa “no reconocer la legitimidad del nuevo período del régimen de Nicolás Maduro a partir del 10 de enero de 2019”.

Insta a los estados miembros y observadores de la OEA a “adoptar, de conformidad con el derecho internacional y su legislación nacional, las medidas diplomáticas, políticas, económicas y financieras que consideren apropiadas para contribuir al pronto restablecimiento del orden democrático de Venezuela”.

Entre las propuesta consta convocar a nuevas elecciones presidenciales “con todas las garantías necesarias de un proceso libre, justo, transparente y legítimo”, donde participen observadores internacionales.

Otras propuestas van encaminadas a que los estados miembros y observadores implementen medidas para enfrentar la crisis humanitaria venezolana e instar a Maduro a que permita la entrada de ayuda al país, en medio de la reaparición de enfermedades como el sarampión, la malaria y la difteria.

Los miembros de la OEA exigen también “la liberación inmediata e incondicional de todos los presos políticos”.

Políticos como el expresidente de Colombia, Andrés Pastrana, están reaccionando a la toma de posesión de Maduro en Venezuela.

El último en intervenir en la sesión extraordinaria fue el secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien ratificó la postura del organismo sobre Venezuela: “Es ahora el momento para la democracia en Venezuela, es ahora el momento para que Venezuela y la comunidad internacional actúen en sintonía, pensando en el interés mayor del pueblo venezolano y la reinstalación de sus derechos humanos básicos y de la democracia”.

“Nos sentimos honrados de haber asistido a esta sesión y a la aprobación de esta resolución que declara la ilegitimidad absoluta de Maduro”, concluyó Almagro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *