Nicaragua: CIDH denuncia ataques a la prensa y violaciones de DDHH

0
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) dijo que ha documentado «la persistencia de un patrón de detenciones arbitrarias e ilegales, así como condiciones de detención que violan los derechos de las personas privadas de la libertad y de sus familias».

WASHINGTON, D.C.— La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) denunció el miércoles lo que catalogó como una «escalada de ataques a la prensa», el incremento de la censura y el cierre de medios de comunicación, así como la detención arbitraria y enjuiciamiento de periodistas en Nicaragua.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia.

La Comisión dijo en un comunicado que ha documentado «la persistencia de un patrón de detenciones arbitrarias e ilegales, así como condiciones de detención que violan los derechos de las personas privadas de la libertad y de sus familias».

El texto aludió a las detenciones que se han producido desde comienzos de este año, en las que, -explica-, la policía habría desplegado efectivos antimotines acompañados de perros.

Advierte acerca de que incluso han sido detenidas personas por «realizar pintadas de protesta contra el gobierno (de Daiel Ortega) en letreros públicos».

Durante las detenciones, -informa CIDH-, a menudo los familiares de los detenidos no tienen información precisa del paradero ni detalles de los motivos de los arrestos.

«Lo anterior pone de relieve la gravedad de la persistencia de un patrón de detenciones arbitrarias ininterrumpido en el que la detención preventiva pierde su función cautelar y constituye la regla general para castigar a quienes manifiestan su disidencia con el gobierno», advierte el texto.

«La CIDH hace presente, además, que las detenciones ilegales y arbitrarias constituyen verdaderas penas aplicadas sin que se haya llevado a cabo un debido proceso legal», explica.

La Comisión además dijo que «recibe con profunda preocupación el aumento de las denuncias de malos tratos y castigos físicos contra mujeres y hombres recluidos en las cárceles conocidas como La Esperanza y La Modelo».

Hace referencia a un incidente ocurrido el pasado 31 de diciembre en la cárcel La Modelo, donde supuestamente un grupo de antimotines, armados con fusiles de guerra AK 47, con gas pimienta y con perros agredieron a un grupo de internos que había entonado el himno nacional.

«Se trata de un conjunto de prácticas que reflejan el uso de la privación de la libertad como un modo de criminalizar, sancionar y neutralizar la protesta social, desnaturalizando las funciones excepcionales que debería cumplir la privación de la libertad en una sociedad democrática y respetuosa de los derechos humano», dijo la Comisionada Antonia Urrejola, Relatora para Nicaragua.

La CIDH también denunció «la grave violación» a los derechos humanos que constituye la falta de atención médica adecuada a las personas privadas de libertad.

«La CIDH recuerda nuevamente a las autoridades del Estado de Nicaragua su insoslayable obligación de garantizar la integridad física de las personas que se encuentran bajo su custodia y de brindar las condiciones sanitarias y de atención médica adecuada», dijo la declaración.

El Relator para Personas Privadas de la Libertad, Comisionado Joel Hernández, expresó que «las condiciones de reclusión deben tener en cuenta el especial deber de protección del Estado con la integridad y salud de las personas recluidas».

Los medios y la censura

El comunicado de la CIDH hace referencia a la situación de las últimas semanas, denunciando lo que calificó como «la ofensiva para cerrar y censurar medios de comunicación independientes, detener y encarcelar periodistas y forzar al exilio a los nombres más importantes del periodismo nicaragüense».

Entre los casos citados están los medios La Prensa, Confidencial, 100% Noticias, Radio Darío, Radio Mi Voz, Canal 12 y el equipo periodístico de Canal 10 de Nicaragua.

Se refirió particularmente al caso de criminalización de Lucía Pineda Ubau y Miguel Mora, Jefa de Prensa y Director del canal de televisión 100% Noticias, quienes fueron detenidos el 21 de diciembre y luego acusados de «proposición y conspiración para cometer actos terroristas y apología e inducción para cometer delitos impulsados por el odio».

Además en el mismo caso están otros tres trabajadores de la prensa, identificados como Jaime Arellano, Jackson Orozco, y Luis Chavarría Galeano, quienes habrían abandonado el país.

«La Policía Nacional mantiene el control y ocupación de las plantas y equipos de las redacciones de 100% Noticias y el medio digital El Confidencial. El ente regulador de las telecomunicaciones suprimió de la grilla de la televisión para abonados canales con líneas editoriales independientes, como 100% Noticias. Asimismo, el Canal 12 ya no transmite los programas Esta Semana y Esta Noche, que se producían en las instalaciones de El Confidencial», explica el comunicado de CIDH.

Las autoridades mantienen retenidas en la aduana las importaciones de papel realizadas por el histórico diario La Prensa, que publicó su portada en blanco como una forma de denunciar este nuevo mecanismo de censura, mientras que anunció el inminente cierre de su edición en papel debido a la medida.

La CIDH enfatiza en que en los últimos tres meses se han exiliado más de 60 periodistas nicaragüenses debido a amenazas provenientes de distintos grupos controlados por el gobierno.

«En paralelo, el gobierno favorece al dúopolio que mantiene el control de la mayor parte de la televisión y la radio en Nicaragua. De acuerdo a información pública, uno de esos grupos estaría constituido por miembros de la familia del presidente y la vicepresidenta del país.

«La democracia y el Estado de Derecho son incompatibles con la criminalización de la prensa independiente. El uso del derecho penal para castigar la emisión de información u opiniones, conforme a un criterio fuertemente asentado en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, viola abiertamente sus estándares», insta CIDH.

«El estado de Nicaragua debe cesar inmediatamente los ataques a la prensa independiente y mostrar cuanto antes apego a los principios democráticos», sostuvo el Relator Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH, Edison Lanza.