Miles exigen renuncia de socialista Pedro Sánchez, presidente del gobierno español

0
Miles de manifestantes ondean banderas de España durante una protesta convocada por partidos de derecha en Madrid, el domingo, para exigir la renuncia del presidente del gobierno, el socialista Pedro Sánchez. Feb.10, 2019.

BARCELONA, ESPAÑA.— Decenas de miles de personas se unieron a un mitin de derecha en la capital de España el domingo para exigir que el presidente del gobierno, Pedro Sánchez, renuncie a causa de su gestión de la crisis de secesión de la región de Cataluña

Muchos en la multitud reunida en la Plaza de Colón, en Madrid, ondeaban la bandera nacional y gritaban consignas en apoyo de las fuerzas de seguridad españolas y pidieron la renuncia del presidente de gobierno socialista.

El Partido Popular de la oposición conservadora y el Partido de los ciudadanos de centro-derecha organizaron el mitin, que fue respaldado por el partido Vox de extrema derecha y otros partidos de extrema derecha.

«El tiempo del gobierno de Sánchez ha terminado», dijo el presidente del Partido Popular, Pablo Casado. Pidió a los votantes que castiguen a los socialistas de Sánchez en las elecciones europeas, locales y regionales de mayo.

Las tensiones políticas se producen cuando un juicio altamente sensible en la Corte Suprema de España comienza el martes para 12 separatistas catalanes que enfrentan cargos, incluida la rebelión, por sus papeles en un intento fallido de secesión en 2017.

Sánchez heredó el conflicto catalán del expresidente del gobierno Mariano Rajoy, entonces líder del Partido Popular. Rajoy no logró detener el apoyo a la secesión en Cataluña de aproximadamente la mitad de los votantes de la región noreste.

Hablando en un evento del partido socialista en el norte de España, Sánchez recordó a sus opositores políticos que cuando era un líder de la oposición, defendió a Rajoy sobre la situación en Cataluña, incluso después de que los funcionarios regionales separatistas celebraron un referéndum de independencia en octubre de 2017 en desafío a los tribunales españoles.

«Y lo que estoy haciendo ahora como presidente del gobierno, siempre respetando la constitución, es resolver una crisis nacional en la que el Partido Popular ha contribuido», dijo Sánchez.

«La unidad de España significa unir a los españoles y no confrontarlos como lo está haciendo el ala derecha en la Plaza de Colón hoy», dijo.

Sánchez llegó al poder en junio prometiendo deshacer las tensiones entre las autoridades centrales de Madrid y los líderes catalanes en Barcelona. Se reunió dos veces con el jefe catalán Quim Torra. Los miembros de los gobiernos centrales y regionales tuvieron varios encuentros más.

Sánchez había dicho que estaría dispuesto a ayudar a los legisladores catalanes a acordar una nueva Carta de Ley, que determine la cantidad de autogobierno de la región. Pero el gobierno de Sánchez interrumpió las negociaciones el viernes, cuando la vicepresidenta Carmen Calvo dijo que los separatistas no se moverían de su demanda por un referéndum de independencia.

Sánchez está tratando de improvisar apoyo para aprobar un presupuesto nacional. Su gobierno minoritario necesitará los votos de los separatistas catalanes y otros partidos para aprobarlo.

A pesar de que Sánchez ha dicho que quiere ver que termine el período legislativo hasta el año 2020, el hecho de no ganar una votación sobre el presupuesto aumentará la presión sobre él para pedir una elección anticipada.