Consejos para mantener la seguridad de tus datos en la red

0

Internet nos ha facilitado la vida hasta límites insospechados hace apenas dos décadas. Ahora podemos hacer casi cualquier cosa desde nuestros dispositivos electrónicos, desde ver una película o leer un libro hasta tener una consulta médica, hacer la compra o incluso conocer a nuestra futura pareja. Pero claro, a cada paso que damos en la red vamos dejando una huella que es fácilmente trazable si no ponemos cuidado.

Puede ser que hiciéramos una compra con la tarjeta del banco, o accediésemos a un directorio de escorts en Ciudad de México, o tal vez tenemos un documento en nuestra computadora con todos nuestros datos personales (contratos de trabajo, facturas, nóminas, etc.). ¿Qué tan terrible sería que cualquier persona tuviese acceso a estos datos? Pues es sorprendentemente fácil. Sin embargo, evitarlo solo requiere prestar un poco de atención. Acá van unos consejos sobre cómo mantener la seguridad de tus datos en internet.

Haz copias de seguridad con frecuencia

La manera más clásica de tener tus datos protegidos es realizar copias de seguridad cada cierto tiempo. De esta manera evitarás que un malware, al dañar tu computadora, haga irrecuperables tus datos. También es un buen seguro frente a posibles fallos de hardware.

Un password por servicio

Sucede que, por pereza o por mala memoria, tendemos a utilizar dos o tres contraseñas para todos nuestros servicios. Esto es muy peligroso ya que la exposición es demasiado alta. Es mejor que utilices un password por servicio, a ser posible con cierta complejidad (mayúsculas, minúsculas, números, signos de puntuación). Además, es recomendable que uses un gestor de contraseñas, en vez de memorizar las claves en tus dispositivos, y la autenticación en dos pasos para aumentar la seguridad.

Cifra tus archivos

Si trabajas con sistemas de almacenamiento en la nube, una buena forma de asegurar esos datos más importantes es realizar un cifrado de los archivos para que sean inservibles para cualquier usuario que no disponga de las herramientas para desencriptarlos.

Cierra sesión siempre

Si tienes una computadora o un celular que utilizas solo para el trabajo, si utilizas gadgets tecnológicos en bibliotecas y universidades, o si simplemente tomaste prestada la tablet de un amigo, no te olvides nunca de cerrar sesión. Si lo descubre un amigo, el resultado de dejar tu cuenta en su dispositivo tal vez sea una broma, sí, pero si es un desconocido los riesgos son mucho mayores.

Cuidado con los emails de desconocidos

Nos llegan cientos de correos a la semana, ya sean ofertas, spam, por motivos de trabajo, emails de amigos y familiares… Por eso es importante que, ante un correo de un remitente desconocido, nos lo pensemos dos veces. Si estás esperando un email, asegúrate de que es este, si no, no lo abras o, al menos, no descargues archivos adjuntos. Mejor pecar de desconfiado que lamentarse después.

En Wi-Fi abierto, solo páginas seguras

¿Alguna vez te has fijado que muchas páginas webs tienen delante de las “www” un código de letras que dice “https”? Esto significa que esa url es segura y que, por tanto, podemos navegar sin miedo a que nuestros datos queden comprometidos. Esto es clave cuando te conectes en una Wi-Fi pública, donde es más fácil hackear tu dispositivo. Asegúrta de estar en una página segura cuando navegues en redes abiertas.