6 tipos de ingresos que podrías generar al ser blogger

0

La era digital ha creado nuevos formatos laborales que le permite a cientos de personas vivir del Internet. Actualmente, se habla de youtubers, influencers y bloggers. Actividades que algún día significaron un pasatiempo se han convertido en marcas consolidadas y en rentables negocios.

Los blogs son sitios web que brindan información sobre un tema en específico y cuentan con un público objetivo. La temática varía según las motivaciones del autor o autores: salud, bienestar, moda, automóviles, turismo, etc.

El paso más importante para crear tu sitio web es adquirir un dominio y hosting. Estas herramientas son las encargadas de proporcionar visibilidad y proteger la información de tu página en la red.

¿Es posible generar ingresos mediante este formato? Por supuesto que sí.

1. La publicidad CPC (Coste Por Clic)

Existen diversos sistemas de publicidad que estarán interesados en colocar anuncios en tu blog. El que mejor funciona es Google Adsense. Debido que, su mecanismo se basa en analizar el contenido que ofreces y relacionarlo a productos o servicios que considera ser de interés para tu público.

Los anuncios son visualmente atractivos, por lo tanto será más fácil generar clicks por lo tanto ingresos. Los montos dependen de la que tan saturado se encuentra el nicho al cual perteneces. Por ejemplo, temáticas como ‘’forex’’ o ‘’seguros’’ podrían generar de $3 a $4 por click.

2. La publicidad CPA (Coste Por Acción)

Este tipo de publicidad requiere un mayor esfuerzo. Es decir, que el usuario haga click en el anuncio no basta para que generar ingresos. Se requiere una acción más prolongada. El lector deberá dar click a un link que lo redireccionará a una encuesta o un formulario de datos, deberá finalizar todo el proceso para que la acción se monetice.

Lo positivo es que se suele trabajar en base a comisiones más altas que en la publicidad CPC. Este formato funciona cuando un blog trabaja una temática bastante específica.

3. Anunciantes privados

De la misma forma que una revista o diario alquila un espacio en sus ediciones impresas, tú podrás alquilar zonas de tu blog. Se trata de contactar a empresas del nicho al cual pertenece tu blog y ofrecerles espacios. Es importante demostrar el tráfico que existe, número de suscriptores, presencia en redes, etc.

4. Marketing de afiliados

Es un tipo de publicidad CPA (click por acción). Como redactor te conviertes en un vendedor indirecto del producto o servicio de alguna empresa relacionada a la temática de tu blog. De esta forma, cada vez que tus lectores realicen la compra de un producto que recomendaste, obtendrás una comisión previa acordada con la compañía.

Cabe recalcar, no se trata de recomendar productos porque sí. Esto podría ser un arma de doble. Es posible generar unas cuantas ventas pero si el producto no resulta ser lo que afirmaste, pierdes la credibilidad.

5. Servicios

Al redactar frecuentemente lograrás crear una comunidad y generar un vínculo de confianza y credibilidad con un público. Esto te permitirá posicionarte como experto en un nicho de mercado. De esta forma, podrás ofrecer productos o servicios y convertir a tu comunidad de lectores en futuros clientes. Por ejemplo, si eres psicólogo y cuentas con un blog sobre relaciones interpersonales, lo más probable es que a muchos lectores les encantaría iniciar una terapia contigo.

6. Promoción de tu empresa

La mejor forma de explicar la extraordinaria herramienta que podría ser un blog es el caso de 37signals. Esta compañía creó un sitio web llamado Signal vs. Noise. La principal temática era sobre filosofía de trabajo. Publicaban artículos controversiales los cuales generaban un gran tráfico, esto les permitió comenzar a monetizar su proyecto mediante anuncios. Seguidamente, publicaron un libro en PDF denominado ‘’Getting Real’’, lo vendieron por $ 19 en su versión digital y $ 25 por la física. Al contar con una comunidad fidelizada decidieron realizar conferencias, cada una generó aproximadamente $50 mil. Finalmente, el primer paso para amasar una fortuna de $750.000 fue crear un blog.