La CICIG denuncia «graves» prácticas de corrupción en el interior del Congreso de Guatemala

0

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), la Fundación Mirna Mack y el periódico digital ‘Nómada’, denunciaron que la mayoría de los integrantes del Congreso guatemalteco incurrieron en «graves» prácticas de corrupción para seguir manteniéndose en sus cargos, como pactar con determinados grupos políticos y económicos para frenar determinadas leyes.

«Los pactos subyacentes y las redes de poder en el organismo legislativo han distorsionado la democracia guatemalteca. Esto afecta la legitimidad de un institución fundamental para el Estado de derecho», señalaron las entidades según informó la agencia ‘Sputnik’.

En su denuncia agregaron que «la legitimidad de ciertas leyes puede incluso ponerse en duda, porque su cumplimiento puede llegar a favorecer intereses excluyentes o incluso criminales en detrimento del interés común que exige el Estado de derecho».

El informe «Redes ilícitas y crisis política: la realidad del Congreso guatemalteco» analiza cómo se perpetuaron en el poder algunos parlamentarios desde el 2015 y recuerda que en los comicios de ese año el 52% de los legisladores se mantuvo en sus puestos.

Esta cifra supuso un «repunte histórico en la reelección legislativa» a pesar de que los partidos políticos en ese país no presentan continuidad en el ejercicio gubernamental desde 1986, indica el informe.

«La impunidad es, hoy por hoy, uno de los elementos más disputados en Guatemala. Hay una cantidad considerable de diputados, que se encuentran asociados a casos de corrupción o acciones delictivas en general, que mantienen varios puntos de presión sobre el sistema de justicia, preparando condiciones para renegociar pactos con las personas que serían nombradas para la Suprema Corte con el único propósito de procurarse impunidad», agrega la investigación.

La CICIG investigó decenas de casos de corrupción en el país y en varias ocasiones intentó que se le quitaran los fueros al presidente de Guatemala, Jimmy Morales, a quien acusaba de financiamiento electoral ilícito.

Esto produjo un gran malestar en el Gobierno guatemalteco que acabó tomando la decisión de rescindir la labor de la CICIG en el país con anterioridad al 3 de septiembre de 2019, fecha en que se pone fin al trabajo de la comisión.