Venezuela: Guaidó convoca nuevas marchas para el miércoles 10 de abril

0

La falta de servicios de agua y luz fue el principal motivo de protestas de los opositores del gobierno del presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, el sábado.

El líder opositor y jefe de la Asamblea, Juan Guaidó, llamó a salir a las calles el sábado en el inicio de una ola de manifestaciones «definitivas».

Cuando se dirigió a los manifestantes, el líder opositor dijo: «aquí no venimos a exigir agua, luz, venimos a exigir libertad, democracia». Además, anunció nuevas marchas para el miércoles 10 de abril: «Vamos de nuevo a las calles».

También se refirió a los colectivos sobre la represión y el encarcelamiento: «No se le pueden llamar colectivos; son paramilitares armados. Los colectivos son otra cosa», señaló.

Las pancartas fueron protagonistas en las calles, con reclamos, cantos y manifestaciones.

«Queremos salir de esta dictadura que nos tiene sin luz, sin agua, sin alimentos y no podemos ir a la frontera a buscar nada», dijo Ana Iris Sánchez, de 64 años, a Reuters, mientras llevaba un muñeco de trapo con la leyenda «Usurpador» en una avenida que fue cortada por la protesta al oeste de Caracas.

Los manifestantes también fueron entrevistados por VOA Noticias, quienes señalaron que no tienen miedo de quedarse en su país.

El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, había convocado el sábado, en la mañana, a sus seguidores, a salir a las calles para marchar en contra del régimen de Nicolás Maduro.

En su cuenta de twitter escribió: «Ha sido un camino difícil, años de lucha (…) Llegamos aquí gracias a estar en las calles y seguiremos hasta recuperar nuestros derechos».

Por su parte, los jefes del oficialista Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) convocaron a sus seguidores a marchar desde zonas del centro y oeste de Caracas hasta el Palacio de Miraflores.

«Los apagones nos afectaron, pero por eso no voy a estar en contra de mi presidente», dijo Maribel Ríos a Reuters, una trabajadora de limpieza de 65 años. «Haya lo que haya, yo sigo luchando por mi patria y por mi presidente Nicolás Maduro, damos la vida si es necesario, pero es mi presidente y ahí se queda».

La Voz de América estuvo presente en el lugar de la macha chavista, este sábado.

Al defender el proceso contra Juan Guaidó sobre el retiro de la inmunidad parlamentaria por solicitud del Tribunal Supremo de Justicia, el jefe de la Constituyente, Diosdado Cabello, afirmó el sábado que las autoridades han actuado apegadas a las leyes y sin incurrir en atropellos.

El sábado también se presentaron disturbios en el estado de Zulia; se denunciaron dispersiones de manifestantes con gases lacrimógenos y perdigones. Dos diputados fueron detenidos y liberados minutos después, dijo Guaidó.

Washington anunció el viernes más sanciones contra el sector petrolero, la principal fuente de divisas del país, para tratar de cercar financieramente al gobierno, lo que fue condenado en Caracas.

Así mismo, el sábado, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) anunció una visita a Venezuela de su presidente, Peter Maurer, del 6 al 10 de abril.

Maurer «conversará con personas necesitadas y con personas afectadas por la violencia armada», dijo el Comité en un comunicado. Incluso, enfatizó en «el grave impacto que la situación actual tiene en los venezolanos, sobre todo en quienes carecen de acceso a los servicios básicos».

Maduro ha catalogado a Guaidó como títere de Estados Unidos, mientras el opositor ha sido reconocido por el país norteamericano y 50 más como el presidente interino de Venezuela.