Quedan todavía más de 550 presos políticos por liberar en cárceles de Nicaragua

0

Régimen sandinista excarcela a unas 50 personas presas políticas

El gobierno de Nicaragua liberó el pasado viernes a otras 50 personas encarceladas por protestar contra el gobierno del presidente Daniel Ortega, lo que elevó el número liberado desde fines de febrero a alrededor de 200 en una acción unilateral separada de un acuerdo más amplio que cubre a cientos de presos políticos.

La excarcelación se da dos días después de que el Gobierno y la oposición finalizaron un diálogo con miras a superar la crisis política, en el que sólo se pusieron de acuerdo en las excarcelaciones en un período máximo de tres meses.

Diversas organizaciones de derechos humanos locales aseguran que aún quedan tras las rejas unas 550 personas, según el Comité Pro Presos Políticos. El gobierno de Ortega, sin embargo, sostiene que son 82 los que restan liberar.

«El Ministerio de Gobernación ha dado cumplimiento a 50 órdenes a favor de personas que se encontraban detenidas por haber cometido delitos», dijo el despacho en un comunicado. «Estas personas han recibido el beneficio legal de convivencia familiar u otras medidas cautelares».

Los liberados fueron llevados a sus casas en vehículos del Sistema Penitenciario Nacional desde la madrugada del viernes, según dijeron familiares de los detenidos a radios locales.

Sin embargo, no se retiraron los cargos contra los manifestantes, que fueron acusados de «alterar el orden público y atacar la paz en Nicaragua». En su lugar, en su mayoría fueron transferidos a una forma de arresto domiciliario, a excepción de la libertad sin restricciones que la oposición ha exigido en las negociaciones con los representantes del gobierno.

«Estar en casa me siento libre», dijo el manifestante libre Franklin Rodrigo Artola García. «Me siento feliz de estar con mi madre, con mi padre, con toda mi familia … Y voy a seguir luchando porque Nicaragua debe ser libre y debe ser ciento por ciento pura, cero corrupción, cero asesinos».

Los opositores de Ortega han dicho que más de 640 personas estaban detenidas por razones políticas, encarceladas en protestas que estallaron hace un año contra el gobierno. Los funcionarios de Ortega dicen que el número real es mucho menor.

Luís Alvarado, representante alternativo de Nicaragua ante la Organización de los Estados Americanos, dijo que las liberaciones de prisioneros son «una prueba del compromiso del estado y el gobierno de Nicaragua con los acuerdos alcanzados hasta ahora» en las conversaciones.