Un estudio del Banco Mundial devela que presidentes de México ‘pagaron’ votos con carreteras

0

Carlos Salinas, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña habrían favorecido a municipios mexicanos que votaban por sus partidos con la construcción de más vías asfaltadas, apunta un informe del organismo

Cuatro presidentes mexicanos, extraídos del Partido Revolucionario Institucional (PRI-centroderecha) y del Partido Acción Nacional (PAN-centroderecha), favorecieron a municipios que votaban por sus partidos con la construcción de más vías terrestres, concluye un informe del Banco Mundial.

El estudio llamado ‘Política de carreteras en un Gobierno dividido’, realizado por los economistas Harry Selod y Souleymane Soumahoro, revela que los gobiernos de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), Vicente Fox (2000-2006), Felipe Calderón (2006-2012) y Enrique Peña Nieto (2012-2018) favorecieron la construcción de carreteras en las regiones donde sus partidos habían ganado sobre aquellos donde había triunfado la oposición.

La investigación analizó las longitudes de las vías terrestres construidas desde 1990 en México y evidenció que en los municipios donde el partido del presidente obtuvo la mayoría en las elecciones legislativas, la longitud de la carretera federal era más del doble en comparación con los sitios donde ganaba la oposición.

«Constitucionalmente, el presidente y los miembros de la Cámara de Diputados son los actores clave en la asignación del presupuesto del Gobierno: el presidente tiene el poder exclusivo sobre la introducción de ingresos federales y facturas presupuestarias. Los diputados son responsables de examinar todos los asuntos de presupuesto y gastos y pueden, con algunas excepciones, enmendar la propuesta de presupuesto del Gobierno. El control de la Cámara de Diputados es crucial para la formulación de políticas. En 2002, por ejemplo, un año antes de las elecciones legislativas federales, los diputados autorizaron un 5,55 % adicional en el presupuesto propuesto por el Ejecutivo», se lee en el documento.

Construcción «desproporcionada»

El análisis vincula datos de las carreteras construidas y los resultados electorales de 1990 a la fecha y asegura que los municipios que eligen a los candidatos del partido en la presidencia reciben una construcción «desproporcionada» de vías terrestres realizadas por las autoridades federales.

«A pesar de las limitaciones institucionales, como asignaciones basadas en fórmulas y plazos, las transferencias sociales intergubernamentales en México responden a motivaciones políticas. Debido al interés político que genera la infraestructura vial y su impacto, visto como potencialmente transformador en la economía, nos centramos en analizar la inversión vial y los resultados electorales», señalan los investigadores.

El estudio asegura que las presidencias del PRI y del PAN impulsaron programas de este tipo de infraestructura, y recuerdan la creación del Programa Nacional de Solidaridad, que destinó 15.000 millones de dólares para la construcción de 5.8000 kilómetros de vía en el sexenio de Salinas de Gortari.

De hecho, destaca la investigación, las presidencias del PRI y del PAN se caracterizaron por grandes programas de infraestructura vial.

«En 1988, el presidente Carlos Salinas (PRI) lanzó el ambicioso Programa Nacional de Solidaridad (Pronasol), que destinó 15.000 millones de dólares a la construcción de 5.800 km de carreteras en seis años», acota el análisis.

Del mismo modo, las inversiones en construcción y rehabilitación de carreteras de Vicente Fox y Felipe Calderón «eran masivos». Bajo la presidencia de Calderón, por ejemplo, la primera fase del Programa Nacional de Infraestructura (PNI), puesto en marcha en 2007, asignó 26.500 millones de dólares a proyectos viales durante su sexenio.

La segunda fase del Programa Nacional de Infraestructura (PNI) fue iniciada por el PRI. El Gobierno del entonces presidente Peña Nieto tenía el objetivo de invertir 30.000 millones de dólares en infraestructura vial.

Aunque el estudio fue publicado en enero de este año, ha sido difundido este lunes por medios locales, tras aparecer publicado en la portada del diario mexicano Milenio.

Hasta ahora ninguno de los presidente aludidos en el estudio se ha manifestado al respecto.