Economista: Nicaragua disminuye la circulación de moneda para controlar inflación

0

El gobierno de Nicaragua intenta controlar la inflación que afecta al país producto de la crisis socio política reduciendo la cantidad de córdobas, la moneda nacional que circula en el país. Hasta el mes de abril de este año el Banco Central de Nicaragua sacó de circulación 2,487 millones de córdobas.

El economista y exfuncionario público Roger Arteaga explicó a la Voz de América que el gobierno “trata de controlar la inflación porque entre más dinero ande circulando y menos producción haya debido a reformas tributarias y reformas en el INSS que han extraído recursos a la economía. Entonces se produce menos y la cantidad de dinero si es superior a lo que se produce eso provoca inflación, la subida generalizada de los precios de los productos”.

Arteaga también explicó que el gobierno de Nicaragua está intentando proteger las reservas internacionales que son manejadas por el Banco Central de Nicaragua.

Según el informe monetario del Banco Central de Nicaragua hasta abril del 2019, la base monetaria que incluye el numerario y las reservas de los bancos comerciales registró un saldo de 30 mil 334.9 millones de córdobas, 3.3 % menos con respecto a los últimos doce meses.

El Banco Central de Nicaragua además ha incrementado el encaje legal de las cuentas en córdobas de los bancos comerciales, es decir la proporción de dinero que deben tener depositados con respecto a su saldos en depósitos en córdobas al público.

Todas estas medidas tienen un fuerte impacto en el consumo nacional. En el 2018 se conoció que el consumo cayó un 4.5 % y aunque actualmente se desconoce el comportamiento, la caída en las importaciones revela que el consumo no anda bien, éstas hasta febrero cayeron un 23 %.

Ciudadanos consultados a través de un sondeo de la VOA, aseguraron sentirse preocupados por esta situación. Francisco Berrios aseguró que “creo que va afectar encarecidamente, en cuanto a la compra de productos de la canasta básica que es lo que generalmente nosotros, como ciudadanos comunes y corrientes, compramos en el día a día”,

Sin embargo, otras ciudadanos como Tania Moncada no se siente afectada. “En realidad a mí no me afecta, sabemos que somos un pueblo trabajador, mediante los planes que tiene el gobierno, nuestro buen gobierno, con la captación de impuestos siempre tenemos que buscar cómo rescatar la economía, planes turístico, según los planes que tengan”, aseguró la capitalina consultada.

Los números reflejan que la crisis ha profundizado la contracción en la circulación de dinero que comenzó a descender fuertemente en abril de 2018, y el economista Roger Arteaga aseguró que el origen de la crisis económica que vive el país es política, por lo cual la salida también debe ser política.