Medio chino: «Pekín no tiene vía de escape, tendrá que luchar hasta el final en la guerra comercial»

0

«En una era de globalización económica, el proteccionismo comercial es un veneno, no una panacea», asevera Qiushi, influyente revista del Partido Comunista

China está preparada para una larga batalla económica y no renunciará a los principios más importantes en sus negociaciones comerciales con EE.UU., según lo ha advertido este domingo Qiushi, una influyente revista del Partido Comunista.

El editorial asegura que Pekín «no tendrá miedo a ninguna amenaza o presión» de Washington. «China no tiene opción, ni ruta de escape, y solo tendrá que luchar hasta el final», explica el comentario, subrayando la idea de que «nadie, ninguna fuerza, debe subestimar y menospreciar la voluntad de acero del pueblo chino y su fuerza y ​​tenacidad para combatir en una guerra».

La revista también acusa a EE.UU. de intentar obstaculizar la innovación tecnológica china, y opina que Pekín debe «mantener la iniciativa de innovación y desarrollo firmemente», recoge Reuters.

«El proteccionismo comercial es un veneno, no una panacea»

Qiushi subraya que los consumidores y las empresas estadounidenses habían obtenido enormes beneficios del comercio con China, por lo que pronostica que la disputa comercial tendrá inevitablemente un impacto negativo en la economía de EE.UU.

«En una era de globalización económica, el proteccionismo comercial es un veneno, no una panacea», asevera el artículo, detallando que las tarifas más altas aumentarían los costos de fabricación para las empresas norteamericanas y elevarían la inflación del consumo en EE.UU.

«Como resultado de las fricciones comerciales, solo unos pocos estadounidenses se beneficiarán, pero la mayoría de los estadounidenses sufrirán», vaticina la publicación.

  • La guerra comercial entre EE.UU. y China se ha intensificado desde principios de mayo, cuando Washington decidió aumentar los aranceles para una serie de mercancías chinas, importadas por el país norteamericano, con un valor de 200.000 millones de dólares al año. Por su parte, el gigante asiático contratacó anunciando la introducción, a partir del 1 de junio, de gravámenes a las importaciones de artículos estadounidenses por un valor de 60.000 millones de dólares.
  • Estados Unidos decidió además incluir en su lista negra comercial a Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones, y a 70 empresas afiliadas, al tiempo que amenaza a Pekín con imponer aranceles por otros 325.000 millones de dólares.