La Agencia Efe dice que en el Repliegue hubo menos militantes sandinistas

1

El presidente Daniel Ortega manifestó el pasado sábado ante los sandinistas a defender la paz en Nicaragua durante la fiesta partidaria del «repliegue», pero esta vez lo hizo ante una reducida cantidad de seguidores reunidos en un campo de béisbol fuera de la ciudad de Masaya.

De cara a un público compuesto por militantes sandinistas y trabajadores del Estado que fueron invitados al acto, Ortega, donde su gobierno es señalado por organismos humanitarios de realizar ataques contra manifestantes, dijo que la paz es clave para el desarrollo de Nicaragua.

«Para que pueda haber trabajo, salud, educación, cultura, deporte, desarrollo en cualquier país de este planeta, en primer lugar tiene que haber paz. Y eso es lo que ha defendido a lo largo de la historia el pueblo nicaragüense, el ‘repliegue’ es parte de esa batalla», dijo Ortega, ante cientos de sandinistas.

El «repliegue» fue un éxodo de unas 5.000 personas de Managua hacia Masaya, que después fue la antesala de la caída del dictador Anastasio Somoza Debayle en 1979, y que en este 40 aniversario fue encabezado por Ortega, como todos los años.

Ortega fue resguardado con cientos de policías con armas de guerra.

Al igual que en 2018, debido a la crisis sociopolítica, Ortega se movió de Managua hacia Masaya bajo fuertísimas medidas de seguridad.

Decenas de patrullas policiales a pie, en vehículos todoterreno, autobuses o motocicletas, fuertemente armados, se apostaron a los lados de una carretera de más de 30 kilómetros, desde el centro actual de Managua hasta la ciudad de Masaya, en un despliegue pocas veces visto en Nicaragua, detalla Efe.

La seguridad para el presidente incluye la prohibición de armas de fuego y cortantes en toda Nicaragua, que entró en vigor el viernes y se extendió hasta ayer domingo.

«El Presidente Daniel Ortega se desplazó de Managua hacia Masaya bajo excepcionales medidas de seguridad. Decenas de patrullas policiales a pie, en vehículos todoterreno, autobuses o motocicletas, fuertemente armados, se apostaron a los lados de una carretera de más de 30 kilómetros, desde el centro actual de Managua hasta la ciudad de Masaya, en un despliegue pocas veces visto en Nicaragua». Así reportó el diario mexicano Milenio otra de las impresiones de lo ocurrido el sábado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 COMENTARIO

  1. Le llego bastante basura que todavía hay en Nicaragua que dicen ser sandinistas. Como es sabido llego Dionisio Marenco y su amiga Amintas Granera Sacasa para así congraciarse con su amo y dictador Daniel Ortega. Me decían que también Mónica Baltodano fue invitada a viajar en el bus para que nadie la viera, ya que como es una agente de Daniel Ortega para infiltrar a la oposición, no querían que la vieran a pie y tirándole besos al dictador. Solo faltaron los nueve comandantes pidiendo raid para ir en el hermoso bus Mercedes Benz que probablemente cuesta un millón de dólares y que lo pagamos nosotros el pueblo que mantiene a sus verdugos hoy llamados sandinista, así se usan sus impuestos ciudadanos nicaragüenses.