Se le complica situación a Ortega: Senadores solicitan sanciones a más funcionarios

1

Tanto los Demócratas como Republicanos piden más sanciones a la “argolla de oro” del FSLN

Los senadores Bob Menéndez y Ted Cruz enviaron una carta al secretario de estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, para pedirle nuevas sanciones contra funcionarios gubernamentales de Nicaragua, incluyendo al presidente Daniel Ortega.

Los legisladores reiteraron en el documento que Ortega continúa «silenciando a sus críticos y promoviendo la impunidad de las violaciones a los derechos humanos».

Además, señalan que han identificado una serie de funcionarios gubernamentales para que «la Administración Trump imponga nuevas sanciones establecidas bajo la Ley NICA».

En la carta, también señalan que Ortega ha reprimido protestas, desde hace más de un año, donde han fallecido más de 320 personas «y seis meses desde que las fuerzas de seguridad del gobierno allanaran sedes de medios de comunicación y de organizaciones de la sociedad civil, disminuyendo la capacidad de las mismas de denunciar estos abusos».

Insistieron en que Estados Unidos redoble esfuerzos de la comunidad internacional para presionar el gobierno de Ortega y en la preocupación por la aprobación de una ley de amnistía, en el Congreso de Nicaragua, que «podría afianzar la impunidad de la policía y los paramilitares que participaron en la violenta represión del año pasado contra manifestantes pacíficos».

Finalmente, solicitan una actualización sobre el informe del Departamento de Estado con detalles de la crisis en Nicaragua, especialmente de la violación de derechos humanos y corrupción, que debía presentarse el mes pasado según lo estipulado en la Ley NICA, según la misiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 COMENTARIO

  1. En Nicaragua han existido argollas de oro, platino y diamante. En los 80’s cuando el FSLN llega al poder tenemos a 9 individuos que controlaban todos los destinos de Nicaragua. Los 9 designados de Fidel Castro confiscaron, asesinaron, robaron, crearon invasiones a países vecinos, promovieron el trafico de drogas con Pablo Escobar, mandaron a miles de inocentes jóvenes forzados a participar en la defensa de su gobierno fratricida. Ese anillo de diamante tuvo su fin al efectuarse elecciones libres, como resultado de la presión provocada por rebelión armada de las Fuerzas Democráticas Nicaragüenses, que consecuentemente fueron asesinadas por el sandinismo. Luego en los 90’s, Daniel Ortega queda con el poder desde abajo, y conforma su anillo de platino, donde se receta dos mil millones de dólares en propiedades robadas durante las confiscaciones ilegales, e obliga a Doña Violeta a que pague con bonos de indemnización que no tenían ningún valor en ese momento. Bayardo Arce controla todas las importaciones de granos básicos, Mónica Baltodano se roba mansiones donde establece su Popol Na, y así vamos viendo como toda esa pandilla de criminales que se tomaron Nicaragua a punta de pistola y asesinatos logran ser perdonados por Doña Violeta y se transforman en ridículos empresarios de la nueva sociedad Sandino-Orteguismo. Digo ridículos, ya que estos empresarios que salen de grupos de hombres armados acostumbrados a vivir del ocio y del Estado botín, comienzan a ocupar los bancos nacionales para causar desfalcos, financiar proyectos ineficaces, lo que conlleva a la quiebra de varios Bancos durante los 90’s. Hoy en el siglo XXI, continuamos con el mismo flagelo llamado FSLN, donde el anillo de hoy es de oro, ya que las arcas de Daniel Ortega se van cerrando, para solo beneficiar a su familia, por la poca participación que les permite a sus exaliados políticos a participar en la fiesta de los millones que le proveyó el petróleo venezolano. El otro día en La Prensa, dio mucha gracia leer las declaraciones de uno de los maridos de Mónica Baltodano, llamado Julio López, que se estaba quejando que Ortega controla todos los medios de represión en las manos de una sola persona y no permite compartirla. ¿Que acaso Julio López y Mónica Baltodano desean ser parte de algún sistema de un terrorismo de Estado a como fueron participes Mónica y Julito López, Bayardo Arce y todos los que hoy rehúyen de Daniel Ortega condenado sus actos porque no son participes? Todos esos criminales de los tres anillos deberían de ser sancionados por se todos de la misma especie y categoría criminal. ¿No nos dejemos engañar por tercera vez, en 1979, nos engañaron, en 1996, nos dejamos engañar, pero hoy vamos a repetir la misma insensatez de volver a caer en las manos del FSLN o del FSLN nueva versión que nos quiere vende Mónica y sus aliados?