VIDEO: Hallan la proa de un submarino de EE.UU. que desapareció en su misión inaugural en 1942

0

El USS Grunion se encontraba patrullando cerca de las islas Aleutianas con 70 marineros a bordo cuando recibió órdenes de regresar a Alaska y nunca más se supo de él

La proa del submarino USS Grunion de la Marina de EE.UU., desaparecido con 70 tripulantes a bordo hace casi 80 años durante su misión inaugural en la Segunda Guerra Mundial, ha sido localizada en aguas del Pacífico Norte a unos 820 metros de profundidad cerca de las islas Aleutianas.

El hallazgo fue realizado por el equipo de exploración marina Lost 52 Project —creado con el propósito de encontrar los 52 sumergibles estadounidenses perdidos durante ese conflicto bélico— que el pasado mes de julio publicó imágenes detalladas en 3D de la nave hundida.

El material gráfico es el resultado de observaciones llevadas a cabo con ayuda de vehículos autónomos submarinos (AUV) junto con avanzadas técnicas de fotogrametría.

Misión de bautismo

«Esto va mucho más allá del video o de la imagen estática, es verdaderamente el futuro de las grabaciones de descubrimientos submarinos históricos «, expresó Tim Taylor, uno de los integrantes de Lost 52 Project, citado por el portal Live Science. Y señaló que ese tipo de imágenes tridimensionales permitirá a «arqueólogos e historiadores pasar meses de regreso en casa realizando investigaciones detalladas».

Reconstrucción en 3D del USS Grunion. / lost52project.

El USS Grunion entró en servicio el 11 de abril de 1942 al mando del teniente comandante Mannert Abele y dos meses después realizó su primera —y última— misión, que consistía en patrullar al norte de la isla estadounidense de Kiska.

El 30 de julio se reportó una intensa actividad antisubmarina en la región y la nave recibió órdenes de regresar a la base de operaciones navales de Dutch Harbor (Alaska) pero desapareció sin rastro durante ese trayecto.

Encuentro fatal

Si bien aún se desconocen las causas exactas del naufragio, algunas hipótesis indican que el submarino habría sufrido daños críticos a causa de un torpedo propio disparado contra el carguero japonés Kano Maru. El proyectil habría rodeado al objetivo, volviéndose hacia el USS Grunion, al que impactó sin explotar. Como resultado de los daños, el sumergible perdió el control de profundidad, sobrepasó su límite de inmersión y acabó implosionando.

En la década del 2000, tres hijos de Abele organizaron una búsqueda de la nave luego un ciudadano japonés les proporcionó la traducción de un artículo escrito en su momento por el capitán del Kano Maru que detallaba su encuentro con un submarino de la Marina de EE.UU.

Gracias a estas pistas, los exploradores hallaron en 2006 los restos del submarino con ayuda de un sonar de barrido lateral. Sin embargo, en el lugar faltaba la proa y no fue hasta octubre del año pasado que esa parte —que se deslizó unos 400 metros por la ladera de un volcán submarino extinto— finalmente fue localizada.