Fuerte brote de dengue pone en alerta a Centroamérica

0

Con 150 muertos y casi 162.000 personas afectadas, el dengue ha llegado a niveles de epidemia en Centroamérica y México.

Hospitales abarrotados de pacientes, niños casi desmayados por la fiebre y largas filas en los dispensarios rurales para conseguir los antipiréticos más básicos.

Estas son escenas comunes en los países centroamericanos, que le imprimen dramatismo a las frías estadísticas de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

El virus del dengue es transmitido por el mosquito Aedes Aegypti, que incuba sus larvas en depósitos de agua limpia en calles, patios y jardines.

Por tal razón, la actual temporada lluviosa en Centroamérica (mayo-noviembre) se considera el período más peligroso, por la acumulación de charcos que se convierten en fáciles criaderos del insecto.

La enfermedad provoca fiebres altas, vómitos, dolores de cabeza, musculares o articulares, y puede ser mortal si no se atiende oportunamente. El tipo más peligroso, el dengue hemorrágico, conlleva riesgo de muerte por un descenso severo de las plaquetas, células indispensables en el proceso de coagulación de la sangre.

De acuerdo con la OPS, casi 700 personas murieron por dengue este año en el América Latina, siendo el país más afectado Brasil con 485 muertos, seguido por Honduras con 82, Colombia con 35, Guatemala con 34 y México con 20.

Nicaragua es el segundo país de América Central con más casos registrados y 11 muertos.

Martha Reyes, directora de Vigilancia del Ministerio de Salud, dijo que se han redoblado los esfuerzos para controlar el mosquito que transmite el dengue: el Aedes aegypti.