Aumento de impuestos incrementan costos a caficultores: En riesgo 45 mil empleos

0

Productores cafetaleros nicaragüenses advierten de amenaza en sostenibilidad de producción nacional

MANAGUA — Productores cafetaleros advirtieron al gobierno de Nicaragua sobre la severa crisis que enfrenta el sector, considerado el primer rubro de exportación del país, como consecuencia de los incrementos en los costos operativos, el factor climático, la fluctuación en los precios internacionales y los cambios en el sistema tributario del país.

Aura Lila Sevilla, presidenta de la Alianza Nacional de Caficultores de Nicaragua, criticó la reforma a la Ley de la Transformación y Desarrollo de la Caficultura aprobada por el gobierno esta semana al considerar que no resuelve el agudo problema que afecta al sector.

“Afecta las exportaciones por el orden de más de 400 millones de dólares, a la economía del campo a través de 45 mil productores quienes generan empleo a 350 mil personas que representan el 54% de la mano de obra agrícola y el 14% del empleo nacional, en un área productiva de más de 180 mil manzanas”, dijo Sevilla en conferencia de prensa.

Los productores solicitaron al gobierno tratar de manera “responsable y comprensiva” el problema estructural que enfrentan los agricultores del país, en un momento crítico y decisivo que representa una seria amenaza a la sostenibilidad de la caficultura nacional.

Los cafetaleros además exigen una auditoria sobre un fondo de más de 25 millones de dólares colocados como aporte en la Comisión Nacional para la Transformación y Desarrollo de la Caficultura, cuyo destino dicen desconocer, especialmente después de que el sector privado abandonara el organismo por la crisis social que vive el país, dejando los fondos en control del Estado.

La Alianza Nacional de Caficultores demanda eliminar este aporte a la Comisión, mientras que las reformas únicamente contemplan ajuste. Antes de la reforma los productores tenían que dar un aporte a la Comisión Nacional de Transformación de la Caficultura de un dólar por quintal de café arábigo, cuando el precio internacional fuera de 140 dólares o menos. Ahora los productores deben pagar un dólar por quintal cuando el precio oscile entre cien y 140 dólares. Si el precio es menor a 100 dólares, no pagan nada.

El diputado Sandinista Walmaro Gutiérrez defendió la iniciativa. “Ustedes saben, por ejemplo, a cuanto cerró el día de ayer el precio internacional del café, en la bolsa de New York. Cerró a 95 dólares el quintal arábigo, muy por debajo de los 100 dólares que estable la ley para que el aporte de los productores sea cero. Con esta reforma lo que estamos haciendo es cargando los dados al sector productivo cafetalero, los que se revientan el lomo para sacar la cosecha cafetalera”, manifestó el parlamentario durante la discusión de la reforma.

El café sigue siendo el principal producto de exportación de Nicaragua. En los primeros siete meses de este año el sector generó 371.8 millones de dólares, 15.1 millones más que el año pasado, principalmente por el mayor envío de volumen.