Firmas de análisis siguen alertando de más desempleos en Nicaragua por crisis

1

The Economist Intelligence Unit (EIU) presentó un profundo estudio en donde alerta que el desempleo en Nicaragua estará incrementando de manera agresiva este año y el próximo, y tendrá un descenso hasta el año 2021, lo que en consecuencia estará perjudicando el consumo e incrementará los niveles de pobreza en este país centroamericano.

El desempleo el año pasado llegó a ser del 5.5 por ciento y según EIU este año estará alcanzando el 9.1 por ciento y el próximo año estará rozando el 10 por ciento. Es decir casi el doble de la tasa que se tenía para el año 2018.

En su último informe la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides) informa que para este año 2019, existe una cifra de entre 49 mil y 61 mil personas que habrían perdido su empleo, totalizando los que perdieron su trabajo en el 2018 llegará a ser de entre 227 mil y 239 mil personas sin empleo.

La destacada firma británica alerta que este año 2019 la economía estará cayendo hasta un 5.5 por ciento, arriba de las estimaciones presentadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) que es inferior al 5 por ciento.

Las previsiones de EIU son bastante similares a las del Funides, que prevé una caída de 5.4 por ciento en un escenario más optimista y 6.8 por ciento que es el más drástico.

“Las perspectivas económicas de Nicaragua se verán seriamente obstaculizadas durante nuestro período de pronóstico de cinco años, por las consecuencias de la crisis política. El PIB real se contrajo en un significativo 3.8 por ciento en 2018, la reducción de la inversión provocó un deterioro de la mano de obra, que a su vez obstaculizaron las perspectivas para las empresas. A corto plazo, es probable que el ciclo vicioso continúe, arrastrando la demanda interna. El consumo privado va a permanecer en números rojos debido a los altos niveles de desempleo y estancamiento de los salarios”, alerta.

El año pasado el consumo descendió 4.8 por ciento y este año la firma británica calcula que caerá un 5.4 por ciento, y el próximo un 4.4 por ciento y será hasta el 2021 que comenzará a crecer por debajo del uno por ciento.

Tomando en cuenta que el país retomará la senda del crecimiento hasta el 2021, crecimiento inferior al que se tenía antes de la crisis, EIU señala que: “La prioridad más apremiante del gobierno será detener el continuo deterioro económico, pero ganar la confianza de los inversores en medio de la agitación política y la falta de fe en el estado de derecho se mostrará extremadamente desafiante”.

1 COMENTARIO

Comments are closed.