Philip Morris International desarrolla productos de riesgo reducido para fumadores adultos

0

Se trata de IQOS, un sistema de tabaco calentado eléctricamente que recientemente recibió la autorización de la FDA para su venta en Estados Unidos

Los productos para calentar el tabaco sin combustión son una alternativa para fumadores adultos que han tomado la decisión de seguir consumiendo tabaco, lo que representa 1 mil cien millones de personas alrededor del mundo.

La Dra. Andrea Costantini, líder de Asuntos Científicos para América Latina y Canadá de Philip Morris, explica que los productos que desarrolla la compañía están destinados únicamente a los adultos fumadores que desean continuar consumiendo tabaco.

«En Philip Morris somos conscientes que lo mejor que le puede ocurrir a cualquier persona es nunca empezar a fumar y lo mejor que le puede pasar a un fumador es dejar de fumar, pero también somos conscientes que en el mundo hay 1 mil cien millones de fumadores y que sólo entre un 7 o 10 por ciento va a lograr dejar de fumar efectivamente. Para esta otra población que desea continuar consumiendo tabaco, migrar a una alternativa libre de humo como es el tabaco calentado representa una mejor opción, ya que disminuye el riesgo de daño para su salud”, explica la experta.

Misma experiencia, menos riesgo

Según la Dra. Costantini, los productos de riesgo reducido permiten a los fumadores adultos seguir consumiendo tabaco y mantener una experiencia similar a la que tienen al fumar, pero con un potencial menor riesgo de daño. “Para aquellas personas que van a continuar fumando a pesar de todos los esfuerzos, las políticas de reducción de daño en tabaco representan una excelente opción y una muy buena forma de disminuir el riesgo de daño y tienen el potencial de reducir la carga en la salud que fumar representa para estas personas”, manifestó.

La Dra. Costantini se refirió al dispositivo IQOS, un sistema de tabaco calentado eléctricamente de Philip Morris International, recientemente autorizado para la venta por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) y que ya se comercializa en más de 48 mercados.