Opositores nicaragüenses denuncian que a Ortega se le ha dado mucho tiempo

0

Líderes opositores de Nicaragua iniciaron esta semana su mayor ofensiva diplomática en Estados Unidos para solicitar más sanciones contra el gobierno de Daniel Ortega.

La intención es obligar a Ortega a abrir la puerta a una solución negociada a las crisis política que encara Nicaragua desde marzo de 2018.

Los opositores de visita en Washington han dialogado con legisladores estadounidenses, con el embajador de EE.UU. en la OEA, Carlos Trujillo, y otros funcionarios del organismo regional.

“Les planteamos de que a (Daniel) Ortega se le han dado demasiadas escaleras, mucho espacio”, dijo a la Voz de América desde Miami, Félix Maradiaga, uno de los dirigentes de la coalición conformada por la Alianza Cívica y La Unidad Nacional Azul y Blanco.
“El planteamiento que nos hicieron, sin embargo, es que sanciones de un tipo más contundente contra Nicaragua podrían terminar afectando principalmente a la población civil y no al gobierno”, explicó Maradiaga, en una entrevista telefónica.

Por primera vez, dirigentes de la Alianza Cívica (AC) y la Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) viajan juntos como delegación a Washington. Durante la visita anunciaron el proyecto de una «Gran Coalición Azul y Blanco” que podría competir con Ortega en las próximas elecciones en Nicaragua.

“Ha sido una sugerencia tanto en América como en Europa de que para lograr una solución negociada con el régimen de Ortega es importante que la oposición presente un frente unido”, explicó Maradiaga.

Indicó que la oposición ya está unida en su demanda de mayores sanciones al gobierno de Ortega para que se puedan sentar las bases para una solución electoral.

“Pero si no liberan a los presos políticos, no hay garantías para las libertades ciudadanas y no se hacen las reformas electorales necesarias, entonces de que proceso electoral estaríamos hablando”, añadió Maradiaga.