La crisis lleva al aumento de asesinatos en zonas rurales de Nicaragua dice estudio

0
Foto Archivo.

La crisis social que vive Nicaragua incrementó el índice de asesinatos en las zonas rurales del país, revela un estudio realizado por la investigadora en temas de seguridad, Elvira Cuadra.

Una espiral de muerte consigna la investigación de 59 casos relacionados al asesinato de 66 personas de octubre 2018 a agosto de 2019.

“En cuanto a la violencia en las zonas rurales, en el registro que hemos levantado tenemos un total de 59 casos, con 66 víctimas. Uno de los hallazgos más importantes revela que las víctimas y las personas que cometieron los asesinatos tenían una vinculación política, lo que hace suponer un móvil o un propósito político detrás del asesinato”, manifestó Cuadra a la Voz de América.

Según el estudio un porcentaje de las personas asesinadas estaban vinculadas con partidos políticos con el movimiento social Azul y Blanco, y otras expresiones de oposición.

Mientras que los perpetradores de los crímenes, revela la pesquisa, se vinculan con policías -principalmente paramilitares.

El encono político

Cuadra expone que, el 39.3 por ciento de las víctimas tenía vinculaciones políticas. Las cifras muestran que de las 66 víctimas, 59 eran hombres y siete mujeres. En su mayoría, tenían edades comprendidas de 20 a 59 años. No obstante, en el 2019, dos de las víctimas eran menores de edad.

De las 26 víctimas que tenían algún tipo de vinculación política, 10 de ellas estaban relacionadas con partidos políticos (41.6 por ciento); una cantidad igual estaba relacionada con el movimiento cívico Azul y Blanco, conformado desde abril de 2018 y 6 (25 por ciento) con otro tipo de organización social.

Otra revelación preocupante, según la especialista, es el nivel de violencia empleada en los asesinatos. “En más del 70 por ciento de los casos, las víctimas recibieron más de un disparo y en el 15 por ciento recibieron más de una herida”.

En 40 casos de 2019, explicó, las víctimas recibieron varios disparos.

Oídos sordos a las denuncias

En tanto el presidente Daniel Ortega sostiene su discurso, de que Nicaragua sigue siendo el país más seguro de la región.

“Si aquí se comete un crimen inmediatamente se le atribuyen al gobierno a las autoridades, siendo Nicaragua el país más seguro y con el menor índice de homicidios aquí en la región, pero la manipulación es burda y cargada de maldad”, declaró el mandatario durante su más reciente aparición pública.

Funcionarios del gobierno además han negado la existencia de paramilitares y el asesinato selectivo de campesinos vinculados a las protestas sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *