Los Ortega Murillo no se han pronunciado sobre anuncio de las sanciones de la Unión Europea

1

El gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo no se ha pronunciado del todo a pesar que han pasado más de 48 horas desde el anuncio de que existen ordenes anunciadas llenas de sanciones «individuales» que se aplicarán contra los funcionarios del régimen que estén señalados de cometer violaciones a los derechos humanos y al orden democrático de la nación centroamericana.

Todavía no hay ningún alto representante que haga referencia a este asunto.

La vicepresidenta Rosario Murillo, según el reporte de Trinchera de la Noticia, hizo mención de las sanciones que se les avecina al círculo de hierro de la cúpula del Frente Sandinista. «Siempre hemos sabido distinguir y reconocer que esta patria es de todos, que aquí estamos todos, aquí nacimos, aquí vivimos y aquí tenemos el sublime deber de construir trabajo, seguridad, prosperidad, bien común, bienestar entre todos y para todos», dice la esposa de Ortega.

Los ministros de Asuntos Exteriores de los Veintiocho condenan «firmemente» la represión de las fuerzas de seguridad y grupos armados pro gobierno contra la oposición y los manifestantes, así como contra los medios de comunicación y grupos de la sociedad civil.

Leer: Resolución completa de la Unión Europea ante sanciones que serán aplicadas a los Ortega Murillo

1 COMENTARIO

  1. ¿Qué puede decir el reo cuando todas las acusaciones que se le imputan son verdad y no pueden ser refutadas? Daniel Ortega, Rosario Murillo y todos sus asociados que comparten responsabilidades por asociación, confabulación, alianza o colaboración silenciosa a su régimen deben también de recibir las mismas sanciones. Ortega y Murillo no pueden reprimir a toda Nicaragua, ni dividir a todas las organizaciones políticas, ni mucho menos financiar toda esa maquinaria militar, como operadores políticos encubierto que Daniel usa para mantener al pueblo reprimido, perseguido, divido y sobre todo intimidado. Así que Daniel Ortega tiene muchos colaboradores que nadie los menciona, pero para que funcione su sistema de terror, necesita a todos estos sicarios que también necesitan ser sancionados. Empresarios, banqueros, policías, soldados, políticos disfrazados de opositores, sacerdotes que se han vendido al gobierno, estudiantes y personas comunes que hoy son parte integral del sistema de espionaje y contra espionaje establecido por el FSLN desde 1979. Todos los criminales deben de pagar sus delitos, no podemos achacar todo lo malo solo a Daniel Ortega y a Rosario Murillo que viven escondidos en El Carmen, si no a los que están en las calles haciendo sus trabajos asquerosos que le permiten permanecer en el poder a punta de pistola y cachiporrazos.

Comments are closed.