12 medios informativos han sido cerrados en Nicaragua por presión gubernamental

0

Las organizaciones que defienden la libertad de prensa en Nicaragua manifiestan preocupación por el cierre de espacios de opinión en los medios de comunicación, durante el último año.

Según la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, las medidas administrativas del gobierno del presidente Daniel Ortega han obligado a los periodistas y analistas políticos a abandonar sus espacios.

Dentro de los espacios de análisis que fueron afectados por el cierre y confiscación de las instalaciones del canal 100% Noticias está el del comentarista Jaime Arellano, quien actualmente quedó únicamente transmitiendo su programa en las redes sociales y Youtube.

“El gobierno trató en varias ocasiones de boicotearnos pero nosotros seguiremos luchando para seguir transmitiendo desde Nicaragua a pesar de los riesgos y peligros”, escribió Arellano en su cuenta de Facebook.

Guillermo Medrano, representante de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, una organización no gubernamental que trabaja en defensa de libertad de prensa ha dicho a la Voz de América que es preocupante el cierre de los espacios informativos en 17 meses de crisis política.

“Se han venido apagando voces, han desaparecido programas de opinión, han desaparecido programas de noticieros, así como la desaparición de medios comunitarios”, lamentó Medrano.

El experto afirma que al cierre de espacios se suma la falta de acceso a la información pública que hay en Nicaragua, sobre todo de funcionarios gubernamentales.

A su vez, Medrano indica que desde que estallaron las protestas contra el presidente Daniel Ortega en Nicaragua la FVBCH ha cuantificado1,638 agresiones a la libertad de prensa.

No obstante, funcionarios gubernamentales como el diputado del Frente Sandinista Wilfredo Navarro señalan que en Nicaragua la mayoría de los periodistas son agentes políticos adversos del gobierno.

“Una cosa es la libertad de prensa; el derecho a informar de forma veraz y otra cosa son los periodistas políticos que abundan en Nicaragua que cambian y trastocan la información y generan noticias falsas”, justificó Navarro.

Organizaciones como la Sociedad Interamericana de Prensa y Reporteros Sin Fronteras han denunciado que en Nicaragua hay una violación sistemática a la libertad de prensa.